Revista Qué

5 Ene 2015 | Llegó el día del aumento, sigue la polémica

Acarreando negocios

A partir de hoy el acarreo de las grúas costará 580 pesos, un 29% más que el año pasado. Pero las empresas concesionarias continúan trabajando sin contrato desde hace casi más de 10 años.

El Ejecutivo porteño autorizó la semana pasada el aumento del canon por el traslado de vehículos. Ahora las empresas Dakota y BRD cobrarán un 29 por ciento más que en el 2014, alcanzando la suma de 580 pesos.

La concesión del estacionamiento medido y del servicio de acarreo en la ciudad está dividida en dos zonas, que son explotadas por la firma Dakota con la denominación STO en el norte de la Ciudad, y en la sur, BRD con SEC.

gruasNo obstante, los contratos de concesión vencieron en 2001 y las prestadoras continúan trabajando actualmente debido a que la Ciudad nunca llamó nuevamente a una licitación pública y el acarreo de autos está considerado un servicio público por lo que no puede ser interrumpido.

“Estamos hablando de un servicio concesionado por el Gobierno de la Ciudad que tiene el contrato vencido desde el año 2001. Por lo que la relación contractual con el Gobierno diría que roza la ilegalidad”, criticó el Auditor General de la Ciudad, Eduardo Epzsteyn.

Según las cifras oficiales, por mes se acarrean en la ciudad unos 14.000 autos y a cambio de la prestación de este servicio las empresas pagan a la Ciudad un canon de 55.000 pesos mensuales, lo que arroja cifras superiores a los $8.000.000 para las concesionarias.

“No hay relación entre lo que son los ingresos por parte de las empresas con lo que abonan al fisco” afirmó Epzsteyn y agregó que “la mayoría de las veces no pagan” lo correspondiente al Gobierno.

Sin embargo, las firmas aseguraron que el negocio no era lo suficientemente rentable por el congelamiento de las tarifas y por eso reciben desde hace tiempo varios beneficios de parte de la Ciudad, entre ellos, el pago del salario de gran parte de sus empleados.

Además, el año pasado la tarifa horaria por el uso del parquímetro pasó de 1,40 a 3 pesos, lo que implicó un incremento del 114 por ciento. La tarifa del acarreo también aumentó en febrero, por tercera vez en la gestión PRO.

Las críticas contra la medida no tardaron en llegar. “Macri ha recibido el 2015 con otro tarifazo confiscatorio. Está medida beneficiará a dos empresas que se hicieron de éste negocio en los tiempos de Grosso y que trabajan hoy con su licitación vencida. No existe en la Ciudad concesión más parasitaria que la de la grúa: paga un canon fijo, pero sus ingresos crecen al compás de un acarreo de vehículos cada vez más despótico y arbitrario”, sostuvo legislador del FIT Marcelo Ramal.

“Exigimos al jefe de Gobierno Mauricio Macri que espere a que termine el nuevo proceso de licitación para estacionamiento medido y acarreo que está en marcha en la Ciudad y que fue votado por el PRO y el kirchnerismo. Las empresas de acarreo funcionan de manera irregular, monopólica y sospechosa”, denunció el vicepresidente tercero de la legislatura, Maximiliano Ferraro (UNEN).

Compartir
?