Revista Qué

8 Nov 2012 | APAGONES

Antes, consumo récord; ahora, sabotaje

El Gobierno Nacional y EDESUR aseguran que la investigación gira en torno a un posible sabotaje de la central eléctrica, que casualmente coincidiera con el 8N.

En la conferencia de prensa que brindó hoy, el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, apuntó a un sabotaje contra la plata de Edesur que dejó sin luz a más de la mitad de los porteños. Previamente, la empresa dijo que había sido por un “consumo récord”, pero ahora se subió al tren que trazó el funcionario.

Ayer, luego de que los cortes afectaran a gran parte de la Capital Federal e inclusive el sistema de semáforos, la empresa había adjudicado el apagón a que “a las 15 se generó un consumo récord” de energía.

Sin embargo, desde que Julio De Vido deslizó la posibilidad de un sabotaje, Edesur cambió su postura y ahora afirma que es “de suma importancia” que la justicia investigue “los hechos que provocaron” el corte de luz.

Alejandra Martínez, vocera de la empresa, indicó que la compañía “es la principal interesada en que se esclarezca esta situación, que perjudicó a los clientes a los cuales esta distribuidora le suministra energía eléctrica”.

Asimismo, remarcó que “tanto en la noche de ayer como durante la mañana de hoy los 25 kilómetros de tendido de la línea que resultó afectada fueron recorridos desde helicópteros y también por tierra por técnicos especialistas e integrantes del ministerio de Planificación”.

Dichas pericias permitieron asegurar que las dos líneas de alta tension del corredor Bosques-Costanera “estaban operando a la mitad de su capacidad total de transporte”, por lo que el apagón no estaría relacionado a “una afectación por aumento del consumo de energía”.

“Pedimos disculpas y entendemos lo que es estar en una casa con este calor y sin luz, pero estamos trabajando”, dijo a los consumidores, y se justificó afirmando que una “sobredemanda y alto consumo” dificultaban el regreso a la normalidad.

Compartir
?