Revista Qué

1 Feb 2016 | Menores heridos

Denuncian represión en Bajo Flores

Vecinos aseguran que miembros de la Gendarmería y la Policía Federal dispararon balas de goma contra niños y adolescentes de una murga.

Una vez más, miembros de las fuerzas de seguridad quedaron involucradas en actos de violencia en territorio porteño. Tras el caso de Lucas Cabello, medios locales y redes sociales denunciaron que la Policía Federal y la Gendarmería reprimieron a adolescentes y niños de una murga en la villa 1-11-14 del Bajo Flores.

Según informaron los vecinos, los efectivos accedieron al lugar por la fuerza y la situación devino en un escenario de violencia policial sobre quienes se encontraban en la plaza bailando con golpes y balas de goma.

56ae3588c2073

Como consencuencia de ello, dos chicos se encuentran internados en el Hospital Piñeiro, uno con heridas de un disparo arriba de un ojo.

La legisladora porteña Lorena Pokoik (FPV) se hizo eco del hecho. “Asistimos a un nuevo y lamentable hecho de violencia institucional en la villa 1-11-14 de la Capital Federal. Sobre la calle Bonorino entre Riestra y Ana María Janner alrededor de las 21hs, la gendarmería, sin previo aviso y sin causa aparente, interrumpió con disparos de balas de gomas el ensayo de la murga Los Auténticos Reyes del Ritmo”, denunció en su cuenta de Facebook.

“A tan sólo una semana del feriado del carnaval, la Gendarmería Nacional del nuevo gobierno macrista decidió sembrar el caos al atacar con inusitada violencia la murga formada por más de 100 vecinos, la mayoría de ellos niños, muchos de ellos heridos por los disparos de la fuerza”.

Pokoik indicó que “la versión de los efectivos de la Gendarmería intenta justificar la reacción oficial y el uso de armas de fuego, alegando un supuesto operativo en marcha”, aunque “la situación donde resultaron heridos dos agentes fue posterior a los hechos aquí denunciados”.

“Prueba de ello son las filmaciones obtenidas de los celulares de los vecinos, que muestran como el director de la murga intenta entablar un dialogo con los oficiales y es recibido con catorce impactos de goma en su cuerpo”, precisó, y agregó: “El saldo de este ‘exitoso operativo de seguridad’ fue de ocho personas gravemente heridas, de los cuales cinco de ellas son menores y 2 se encuentran internadas con múltiples lesiones.

 

“Este recibimiento prematuro y nada feliz del inicio del carnaval por parte de esta fuerza se seguridad nacional reafirma nuestra preocupación por el avance del estado policial en que se ha sumergido al territorio porteño desde el dictado de la emergencia en seguridad y el anuncio del traspaso de la Policía Federal a la Ciudad de Buenos Aires. Represión, gatillo fácil, detenciones arbitrarias, y criminalización de la pobreza parecen ser la nueva moneda corriente de un cambio que propone retroceder el futuro hacia el pasado”, concluyó la diputada.

 

Compartir
?