Revista Qué

10 Dic 2012 | CONTRADICCIONES PRO

El marketing no se toma vacaciones

El gobierno porteño ejecuta, de eso no hay dudas. Lo que cabe preguntarse es si las acciones responden a las necesidades de los vecinos y cuáles son las prioridades en la Ciudad.

Playas e inundaciones, dos temas a tener en cuenta por el Pro.

En los últimos días se inauguró un parque de navidad en Figueroa Alcorta y Callao y ya comenzaron a promocionarse las playas de Buenos Aires, que se convirtieron en un clásico del verano. Sin embargo, luego de la tormenta del jueves que dejó graves consecuencias a los ciudadanos, sobre todo a los comerciantes, el interrogante es si el macrismo es algo más que marketing.

Es seguro que aquellos porteños que no pueden irse de la Ciudad durante diciembre, enero y febrero se alegarán de saber que cuentan una vez más con las playas que impulsa el gobierno. Claro, siempre y cuando, las lluvias y las inundaciones no hagan naufragar tan merecido descanso.

Este es el quinto año que el gobierno porteño realiza el Buenos Aires Playa en el Parque de los Niños (norte) y otra en el Parque Roca (sur) a las que se suman los 10 soláriums ubicados en distintas plazas. Las mismas cuentan con juegos de agua, sectores infantiles, actividades deportivas, juegos lúdicos y gigantes, talleres de meditación y de concientización sobre el agua.

Además, en ambos parques habrá arenas con sombrillas, reposeras y camonas; Zona Wi Fi; bebederos para tomar agua y duchas para que los vecinos se refresquen ya que no está permitido bañarse en los espejos de agua ubicados frente a cada parque (al igual que en las otras experiencias mundiales).

Según promociona el propio gobierno, esta experiencia es comparable a las que se realizan en “las grandes capitales del mundo como Paris, Roma, Tokio o Berlín”. Es en este punto en el que cabe preguntarse cuáles son las medidas se toman en esos lugares para prevenir las inundaciones.

Está claro que una situación no tendría nada que ver con la otra, eso, si se tratara de una gestión que pueda cumplir y satisfacer las necesidades de todos los vecinos, pero lo cierto, es que durante las últimas tormentas, el gobierno ha dado cuenta de que no está a la altura de las circunstancias.
Además, fue el mismo jefe de Gobierno quien advirtió que, debido al cambio climático, se esperan para enero y febrero fuertes tormentas, como lo fueron las últimas. Pero lo que estas evidenciaron es que el macrismo no cuenta con planes de emergencia. Esta situación también se reflejó durante los paros de recolectores de residuos, dos temas que están vinculados.

En los días que duró el cese de la recolección, las calles porteñas se vieron repletas de basura. El gobierno otra vez dejó entrever que no contaba con un sistema alternativo y, de esa manera, expuso a los vecinos posibles problemas de salud.

Además, como le confirmó el diputado de Proyecto Sur, Pablo Bergel a Revista Qué, el mandatario genera políticas contradictorias. En ese punto se refirió al compromiso que Macri pide con “la agenda verde” mientras “promueve proyectos como el de IRSA en la ex ciudad deportiva de Boca Juniors, proyectos de shopping, megaproyectos inmobiliarios en todos lados que desadaptan la Ciudad al proceso de cambio climático ya que tapizan de más cemento los espacios absorbentes”.

Lo cierto es que el gobierno pareciera no tomar más que medidas ociosas mientras hace oídos sordos a las otras necesidades de los ciudadanos.

Compartir
Negocios

Papá Noel sale caro

El Gobierno porteño inauguró la quinta edición del Parque Navideño, que ya funciona en el barrio de Palermo y que le...


→ Leer más
?