Revista Qué

14 Mar 2016 | Cambio de gestion

El nuevo plan para las Comunas

El nuevo secretario de Descentralización revela cómo llevarán adelante el proceso de traspaso de competencias. Mayor presupuesto, obras comunales, más recursos humanos y control de policía, entre las cuestiones urgentes. Detalles exclusivos del proyecto de Sergio Costantino.

¿Qué va a pasar con las comunas? Es una pregunta que muchos se hacen y pocos saben a ciencia cierta. La llegada de Horacio Rodríguez Larreta a la Jefatura de Gobierno prometía una mayor atención en el tema que, hasta el momento, dejó varias dudas. Uno de los puntos a favor fue el desmantelamiento de la Secretaría de Gestión Comunal y Atención Ciudadana que, en los papeles, funcionaba como intermediaria entre las Juntas y el Gabinete, pero que, en realidad, absorbió casi todas las competencias. El punto en contra fue que se desconoce el paradero del presupuesto destinado a la mencionada cartera que, entre su partida, incluía un detalle de cuánto dinero recibía cada comuna.

sede comuna 14

Cuando Rodríguez Larreta asumió al frente de la Ciudad se comprometió a descentralizar. En sus tres meses de gestión ya recorrió varios puntos de la Capital, mantuvo encuentros con vecinos y representantes de las Juntas Comunales y designó como nuevo intermediario a Sergio Costantino.

El ahora secretario de Descentralización es el responsable de transferir las competencias restantes a las comunas, y para ello deberá articular el trabajo con los 105 juntistas. Es el arquitecto que diseña el plan de Gobierno comunal y quien realiza el seguimiento de obra.

En diálogo con Qué, Costantino detalló en qué consiste ese plan y cómo piensa llevarlo a cabo. Antes que nada admitió que se realizó un “profundo análisis del estado de situación sobre la descentralización. Hubo una etapa de aprendizaje” en la que se puso a consideración las competencias transferidas en cuanto a materia de espacio público: arbolado, veredas y mantenimiento de puntos verdes.

“Ahora se está trabajando en que puedan tener mayor presupuesto. La premisa que tenemos como gobierno es que el vecino esté contento y podamos cumplir con los reclamos, y que como línea de acción directa es que las co-munas, como cara visible del gobierno, pueden tener las herramientas necesarias para cumplir con ese requeri-miento”, adelantó Costantino.

cost

Uno de los primeros puntos a tratar será la incorporación de recursos humanos a partir de la transferencia del presupuesto. “Las Juntas van a comenzar a manejar muchísimo dinero en contratos y van a necesitar abogados, técnicos, cargadores de SAP”, detalló.

Asimismo, el próximo paso será la intervención en permisos de uso de los espacios verdes, con la incorporación del control del mismo. Es decir, intimación, concientización y la aplicación de multas para quienes violen las normativas de uso del espacio público.

Comuneros pintados

“No quiero ser un ñoqui de la Comuna”. Con estas palabras, el representante del FpV en la Comuna 12, Gustavo Vaca, sintetizó la situación en la que se encuentran los juntistas. Ante la falta de jurisdicción presupuestaria, hay poco que puedan hacer.

Sin embargo, según Costantino, en las próximas semanas las juntas comuna-les no sólo comenzarán a manejar su propio dinero, sino que también tendrán mayor cantidad de la que fue presupuestada a fines de 2015 para el ejercicio vigente.

“Al cambiar la jurisdicción hubo un retraso, pero ya tienen en pantalla lo que es vereda, arbolado y espacio ver-de. Ahora vamos a incorporar obras comunales, que también las discutirán con los vecinos para saber cuáles son aquellas que van a plantear. Tendrán una cantidad que dependerá de la comuna y otras que las hará el Estado con su participación para llevar el mejor proyecto”, señaló el secretario de Descentralización.

Uno de los puntos críticos en la gestión de las 15 comunas es que actualmente el presidente cuenta con responsabilidades que exceden las establecidas en la ley 1.777. Los demás miembros de las juntas, sobre todo aquellos de la oposición, pusieron en evidencia esta situación en reiteradas ocasiones.

“Estamos pintados”, expresaron a este medio más de una vez. Esta cuestión devino en numerosas presentaciones a la Procuración Gene-ral, en denuncias penales y pedidos de auditorías internas. En la gestión anterior, “las comunas eran zonas libera-das para los presidentes”, reconoció a Qué un dirigente barrial de la Unión Cívica Radical. No había un control riguroso ni seguimiento de cómo se ejecutaba el dinero de la “caja chica” ni las contrataciones aprobadas por los titulares de las comunas que “olvidaron” poner a consideración de los demás miembros los gastos corrientes.

“La responsabilidad administrativa es del presidente de la junta. Los siete fueron elegidos por los vecinos de esa comuna y tienen que trabajar para mejorarles la vida. Después está en cada uno cómo interpreta y conduce su junta. Tienen que verlo ellos y no nosotros. En eso no nos metemos”, aseguraron desde la Secretaría, aunque se comprometieron a mejorar el tema y jerarquizar la estructura, para que no pase todo por el presidente.

Con Sergio Costantino como su arquitecto, el diseño del plan de las comunas está casi listo, sólo faltan algunos retoques y, lo más importante, comenzar a construirlo. Al parecer, está la voluntad política para avanzar, aunque, sin pecar de escépticos, hay quienes todavía tienen sus reservas y, por las dudas, se calzan el casco.

LEA LA NOTA COMPLETA EN LA EDICION IMPRESA N° 74 DE QUÉ.

Compartir
?