Revista Qué

7 May 2016 | CONSEJO IRREGULAR

Guerra en la Comuna 14

En la Junta Comunal de Palermo, que preside Alejandro Pérez, hombre de Maximiliano Corach, la oposición denuncia que el Consejo Consultivo (CC) está manejado a capricho del PRO, que controla asambleas, efectuando amenazas y admitiendo a vecinos de otros barrios. El oficialismo lo desmiente.

Desde hace un buen tiempo, la comuna 14 (Palermo) presenta una fisonomía singular: allí coexisten dos consejos consultivos que funcionan a la par. Y mientras en el PRO reconocen formalmente a uno, en la oposición hacen lo propio con el otro, aduciendo que el asunto está “aparateado” por militantes y empleados macristas que no dejan participar a los vecinos del barrio ni a gente de otros partidos políticos.

sede comuna 14

Lo cierto es que desde 2013 el organismo está partido. En la oposición aseguran que la Junta Comunal de ese entonces, presidida por Maximiliano Corach, vio una clara amenaza en un Consejo Consultivo muy crítico y creó otro paralelo; hoy, el único reconocido oficialmente y en el que se nuclea un vasto número de militantes PRO.

A principios de abril, los comuneros Diego Sokolowicz, del FpV, y Andrea Zaidel, de ECO, presentaron un proyecto en la comuna para la creación de un nuevo Consejo Consultivo Unificado, pero la iniciativa recibió un revés cuando los comuneros del PRO le bajaron el pulgar.

En el medio, las irregularidades denunciadas fueron constatadas en acta por la escribana pública Graciela Chaparro. En el documento, al que tuvo acceso Qué, se detallan varios atropellos efectuados en el plenario del 30 de marzo.

Allí se eligieron a 13 nuevos miembros para la Comisión de Coordinación y Secretaría (como sucede cada tres meses, según el reglamento), y muchos vecinos alegaron que varios de los postulantes nunca habían asistido a reuniones vecinales y se votaban entre ellos mismos.

Ese día, la mayoría ingresó en el edificio sin identificación, al tiempo que el propio moredador, Héctor Aguirre, que tiene planta permanente en el gobierno de la Ciudad, se negó a entregar una copia del padrón confeccionado por 95 personas que formaron parte del plenario, mientras a viva voz escupía amenazas y gritos de amedrentamiento.

Por su parte, desde el PRO niegan irregularidades y siguen como si nada.“Los que quedaron a cargo del CC son todos militantes del PRO. No hay un listado público de quiénes participan”, afirmó Sokolowizc. En tanto, Zaidel enfatizó: “No nos dejan actuar dentro de la comuna. Yo sólo hago solicitudes de informes que nunca me responden”.

Para Pérez está todo normal

En diálogo con Qué, el presidente de la comuna, Alejandro Pérez, sobre la amplia presencia de empleados y militantes del PRO en el CC, dijo: “Hay vecinos de todos los partidos políticos”. Además, en referencia a la inexistencia de listados públicos, sostuvo: “Esos datos no pueden ser expuestos públicamente sin el consentimiento de cada vecino, según la ley N° 1845, de Protección de Datos Personales”.

Tensión, amenazas y desorden

Cada trimestre, en reunión plenaria ordinaria, se re-nuevan los miembros de la Comisión de Coordinación y Secretaría (9 miembros más moderador y secretario de Actas).

En el plenario del 24 de febrero de este año, Ricardo Minutella, vecino del Consejo Consultivo, fue agredido físicamente por el secretario de Actas, Claudio Arias, quien se opuso a tomar nota de las personas que ingresaban en el lugar. “Había un mu-chacho que no vivía en Palermo y no lo dejé entrar, pero Arias me tomó del cuello y me amenazó”, contó Minutella.

En tanto, la comunera de ECO Andrea Zaidel, en referencia al plenario del 30 de marzo, comentó: “No me dejaron pasar. No me reconocieron como comunera. Entramos a la fuerza y tomamos la palabra, pero ellos se levantaron y se fueron. Incluso el moderador y el secretario de Actas se retiraron sin dar el cierre al plenario”.

Compartir
?