Revista Qué

5 Nov 2012 | MONSERRAT

Derrumbe en el patio de una escuela

Un nuevo desprendimiento se registró este lunes en un colegio porteño. Parte de la mampostería de una medianera se cayó sobre el patio de la institución. No hubo víctimas.

La mampostería cayó sobre el patio de la escuela

La mampostería cayó sobre el patio de la escuela.

El hecho ocurrió en el Colegio Parroquial Nuestra Señora de La Merced, ubicado en Viamonte al 300, antes de que los alumnos ingresaran al establecimiento, motivo por el cual no hubo que lamentar víctimas ni heridos.

“Por suerte fue en un horario fuera de clases, es lo que nosotros agradecemos”, confirmó la directora del colegio, Claudia Rey, en diálogo con un canal de noticias, y agregó: “Cayó sobre un techo de chapa que estaba cerrado, produjo deterioro importante”.

A su vez, Rey informó que hay personal del Gobierno de la Ciudad evaluando si existen riesgos de que siga cayéndose la mampostería. Mientras tanto, la escuela mantiene sus actividades suspendidas y hay “que esperar los resultados para saber cuándo se van a reanudar las clases”.

Los derrumbes ya no generan sorpresa en la Ciudad. La semana pasada, durante la tormenta hubo un desprendimiento en una vivienda en Constitución y un hombre tuvo que ser rescatado. Pero, si se hace un poco de memoria, los datos son más preocupantes: tres muertos en el derrumbe del gimnasio Orion, en Villa Urquiza; dos más en Beara a quienes se suma una víctima por la caída de un edificio en la calle Bartolomé Mitre y otro tras la desprendimiento de una marquesina en Tribunales.

Revista Qué dialogó con la diputada porteña de Nuevo Encuentro, Delia Bisutti, sobre las responsabilidades del gobierno en los controles a las obras en construcción.

Para intentar entender por qué ocurren estas cosas, la legisladora explicó que “en 2010, la Legislatura aprobó una ley en la que se especificaba en qué momentos de la construcción había que realizar inspecciones y dar la habilitación para continuar con el proceso de la obra”. Es decir, que el Ejecutivo porteño tiene las herramientas para hacer los controles acordes.

En ese sentido, Bisutti advirtió que “la normativa existe, pero no la cumplen o hay otro vericueto administrativo que genera algún tipo de complicidad”.

Compartir
?