Revista Qué

6 Nov 2012 | JUEZ DE LA CAUSA DE ACUMAR

La Corte se suma

Crece la credibilidad de la demanda del gobierno, que acusó al magistrado de favorecer a distintas empresas fijando plazos demasiado cortos como para llamar a licitación.

La Corte Suprema de Justicia apartó al juez Luis Armella de la causa por la limpieza de la cuenca del Riachuelo y se sumó a la denuncia del gobierno nacional ante el Consejo de la Magistratura.

Según la denuncia elevada por el Gobierno al Consejo de la Magistratura, el juicio político debería hacerse en base a las presuntas vinculaciones de Armella con las empresas que realizaron las obras en el Riachuelo.

En la denuncia se afirma que el modus operandi de Armella consistía primero en fijar plazos brevísimos para la realización de obras por lo cual la ACUMAR u otros organismos involucrados en su ejecución, siguiendo las resoluciones del juez, se veían forzados a eludir los mecanismos de licitación y realizaban contrataciones directas que terminaron beneficiando a un grupo de empresas que no sólo están relacionadas entre sí, sino que también estarían vinculadas al propio magistrado.

Las empresas mencionadas en el informe son: San Martin 264 Bernal S.A., Gildin S.A., Vial Rogo Cosntructoria S.A., Tierras Provinciales S.A., Compañía constructora M&T S. A. y Kartonec S.A.

Pese a que algunas de las contrataciones debían hacerse mediante licitación pública, por exceder el presupuesto de dos millones de pesos, este paso era omitido por la excepción a partir de las razones de urgencia que esgrimía Armella. Así fue la contratación directa de la Compañía Constructora M & T S.A por un monto de 3 millones y medio de pesos.

Compartir
?