Revista Qué

4 Feb 2015 | GRÚAS

El FIT volvió a cuestionar la suba en acarreos

Pese a que el aumento en las tarifas de acarreo está suspendido por un amparo, el legislador Marcelo Ramal (FIT), denunció “una protección del gobierno de Macri a las empresas”. El Auditor de la Ciudad Epszteyn también se sumó a las quejas y adujo “falta de transparencia”.

Hace tiempo que las grúas y las subas en los montos por acarreo están en el foco de la polémica. La iniciativa de la Ciudad de aumentar de $450 a $580 dicho canon, sumado a los contratos vencidos de las empresas concesionarias, despertaron críticas de los vecinos y también de todo el arco político. Por el momento se encuentra frenado debido a un recurso de amparo presentado por el diputado del Frente de Izquierda de los Trabajadores Marcelo Ramal, pero la justicia todavía no se expidió y la resolución parece muy lejana.

“Hay una protección del gobierno de Mauricio Macri” a las empresas que controlan el estacionamiento medido y el acarreo “que debería ser investigada”, expresó el el legislador Ramal respecto al tema.

Luego explicó que frente a la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires “se está construyendo una playa para 900 coches de los cuáles 150 van a ser para los concesionarios. Es un negocio parasitario donde el Estado aporta recursos y el ingreso se lo llevan los concesionarios”.

También recordó que  las empresas “tienen la concesión vencida, que se le fue prorrogando desde el año 2001 con el agravante de que el propio Estado es el que asume el pago de los sueldos y otros gastos, y las concesionarias se llevan todos los ingresos” y agregó que “en relación a la tasa de acarreo, es mentira que sea una tasa, es una multa encubierta porque 480 pesos no es una tasa de acarreo, es una multa, y ahora quieren reforzar esto con los parquímetros”.

Por su parte, el Auditor General de la Ciudad, Eduardo Epszteyn, aseguró que “si hay algo que ha caracterizado la gestión macrista es la falta de transparencia en las contrataciones del Estado” y puso como ejemplo a las firmas Dakota S.A. y BRD, que se encargan del acarreo de automóviles en la vía pública.

“El negocio es, a todas, luces, escandaloso”, afirmó el auditor y agregó que “los presupuestos que cada año presenta el Gobierno -y que aprueba la Legislatura- tienen partidas destinadas al ‘alquiler de camiones’” sin ningún tipo de explicación.

Compartir
?