Revista Qué

15 Nov 2012 | AUDITORÍA

Los subtes, según los españoles

El informe de la auditoría externa realizada por técnicos de Barcelona sobre los subtes porteños advierte sobre el mal estados de algunas formaciones y el “riesgo crítico para la seguridad de trabajadores”.

Los españoles realizaron la auditoría a pedido de MAcri

La auditoría fue solicitada por la Ciudad.

La divulgación del firmado por la empresa pública catalana Transports Metropolitans de Barcelona estuvo a cargo de la diputada de Nuevo Encuentro, Gabriela Cerruti.

Según se informó, la auditoría, encargada por el titular de Subterráneos de Buenos Aires, Juan Pablo Piccardo, consta de 6 capítulos y tiene por objetivo, una revisión “de las instalaciones y del material rodante y talleres de las líneas A, B, C, D, E y Premetro”.

Con respecto a la línea A señala que “el estado de mantenimiento de los trenes de la flota se considera aceptable a nivel de seguridad para los trenes Fiat y crítico para los trenes Le Brugeoise. No se recomienda mantener la oferta comercial de estos últimos”.

Según se publicó en un sitio de internet que “llama la atención respecto a los talleres porque no hay señalización y control para la maniobra de conexión-desconexión de catenaria que asegure los trabajos de mantenimiento sin riesgos de electrocución”.

El informe considera que “los trenes de la línea B tienen un aceptable nivel de seguridad. Se debe realizar una profunda revisión de los Mitsubishi que hayan superado los 25 años en servicio”.

Por otro lado y según el estudio realizado “se recomienda retirar el graffiti en las ventanas y en los cristales de puertas por la falta de visibilidad”, y con relación a los talleres de Rancagua “se consideran dimensionalmente adecuados para realizar el mantenimiento. Se ha detectado un riesgo crítico para la seguridad de los trabajadores en relación con la protección de los patines de tomacorriente”.

Los técnicos españoles recomiendan “revisión profunda de los trenes Nagoya que hayan superado los 25 años”. Su nivel de seguridad es aceptable con “excepción del estado de las bandas de rodaduras que en la mayoría de la ruedas presentan irregularidades”.

En la línea D “no se ha detectado ningún elemento en estado crítico a nivel de seguridad”, y en cuanto al estado de la E piden “revisión de los trenes General Eléctric que hayan superado los 25 años y cuestionan la “falta de espacio” de los talleres.

Por su parte tanto Horacio Rodríguez Larreta como la vicejefa, María Eugenia Vidal, confirmaron que la semana próxima enviarán el proyecto a la Legislatura porteña para abordar el traspaso.

Compartir
Negocios

Papá Noel sale caro

El Gobierno porteño inauguró la quinta edición del Parque Navideño, que ya funciona en el barrio de Palermo y que le...


→ Leer más
?