Revista Qué

30 Oct 2012 | FALTA DE OBRAS

¿Por qué se inunda Buenos Aires?

Las obras para aliviar las inundaciones en cinco barrios porteños se encuentran paralizadas desde 2009 y, como si fuera poco, el presupuesto que el Ejecutivo local calculó para 2013 para obras de infraestructura de la red pluvial descendió considerablemente en función del de este año.

Las obras están suspendidas desde 2009

En 2009 se suspendieron las obras que permitirían aliviar las inundaciones.

Según un informe emitido en agosto por la Auditoría General de la Ciudad de Buenos Aires, las obras paralizadas desde hace tres años corresponden a los barrios de Belgrano, Villa del Parque, Villa Ortúzar, Agronomía y Parque Chas.

La Auditoría produjo recientemente un informe en el que informa que de las cinco obras auditadas durante 2011, todas incluidas en el Plan Director de Ordenamiento Hidráulico y Control de Inundaciones, tres de ellas no registran ejecución: las obras de la cuenca de los arroyos Ochoa y Elia, la cuenca del arroyo Erézcano y la cuenca de los arroyos Vega y Medrano.

Esta última se encuentra en etapa de propuesta de preadjudicación desde mayo de 2009. “Sin reconocer las torpezas de la propia gestión señaladas por unanimidad en la Auditoría (incluidos los auditores del macrismo), el gobierno de Mauricio Macri sigue echando la culpa al Gobierno Nacional ante cada inundación en esta cuenca”, dijo Eduardo Epszteyn, auditor de la Ciudad.

La Auditoría de la Ciudad señala en las conclusiones del informe 1.11.01 Infraestructura de la Red Pluvial, que dicho instrumento legal -la Ley 3226- oportunamente propuesto por el Ejecutivo de la Ciudad y votado por el cuerpo legislativo, autoriza un mecanismo de garantía de financiamiento que no se adecúa a la normativa que regula el marco de aplicación del Convenio CCR-ALADI, propuesto como forma de financiamiento de la obra por parte del oferente.

Epszteyn señaló que “a pesar de contar con el presupuesto más alto de la historia de la Ciudad, Macri insiste con una licitación con financiamiento externo que se encuentra paralizada como consecuencia de la torpeza de su propio gobierno.

Mientras “los vecinos siguen padeciendo las inundaciones ante cada nuevo temporal, el gobierno porteño ha presentado para 2013 un presupuesto para el área (sin contar el Maldonado) que no llega al 10% del previsto durante el presente año”, agregó.

“En tal sentido, la gestión macrista bajó el presupuesto para el desarrollo de nuevas obras de infraestructura de la red pluvial de 294 millones en 2012 a 26 millones de pesos para el próximo año”, informó el auditor.

Compartir
?