Revista Qué

30 Abr 2016 | Presidentes

Rancho aparte comunal

Daniel D’Ippólito y Carlos Guzzini dejan de lado al resto de los miembros de las juntas, incluso a los del PRO. Desde la oposición criticaron con dureza sus gestiones y libran una batalla por la institucionalidad. Características de dos “paisanos” con rancho aparte.

No es novedad que en la mayoría de las juntas comunales los miembros de la oposición son dejados de lado en muchas de las decisiones que se toman, tanto políticas como financieras. Así lo han denunciado en reiteradas ocasiones a este medio. Sin embargo, en las comunas 10 y 11 tiene lugar una polémica particularidad.

Sus presidentes, Daniel D’Ippólito y Carlos Guzzini, respectivamente, apartan incluso a los del PRO, sus aliados partidarios. En otras palabras, hacen rancho aparte. Lo de Guzzini no es nuevo. Es su segundo mandato consecutivo, y quienes trabajan junto a él desde sus inicios, pueden dar fe de ello.

El caso de D’Ippólito sí sorprendió. Primero, porque asumió en su cargo en diciembre de 2015. Segundo, porque es nuevo en el mundo de la política. Previo a su llegada a la presidencia cumplía funciones administrativas en la Legislatura porteña. Pero, más allá de eso, quienes confiaron en que la situación sería diferente son los representantes de la Coalición Cívica que, tras romper con el armado de ECO, suponían que se fortalecería el lazo que los une con el frente Cambiemos. Pero el PRO les dio vuelta la cara. Por ello, las “lilitas” Daniela Mesplede (comuna 10)y Carolina Maccione (comuna 11) libraron una batalla personal por la institucionalidad de las comunas”. Ambas hablaron con Qué acerca de esta situación, a la que encuentran más que preocupante.

“La idea permanente de una supuesta subordinación jerárquica a las voluntades del presidente de la junta es moneda corriente en las comunas. En realidad, no hay en la ley de comunas absolutamente ningún tipo de subordinación jerárquica”, señalaron.

No obstante, Mesplede y Maccione aseguraron que el mayor problema radica en que “no podemos saber a dónde va la plata y cuáles son los criterios, porque no hay información respecto de temas tan importantes como el patrimonio y el presupuesto de la comuna o sobre la prestación de los servicios tercerizados. Sencillamente no responden a los requerimientos de informes ni tenemos ningún perfil de acceso a los sistemas informáticos”.

 

rancho aparte comunalExperiencias y posturas

Si bien lo que sucede en ambas comunas tiene marcadas similitudes, la gestión en cada una de ellas posee características específicas. En la 10, por ejemplo, los comuneros se enteran de las visitas de funcionarios del Gobierno a través de las redes sociales. No son comunicados en absoluto. “Como integrante de Cambiemos siento que los comuneros nos enteramos de la visita de funcionarios de gobierno a nuestra comuna y otras cuestiones a través del Facebook. Vino Felipe Miguel a caminar junto al presidente de nuestra comuna

y me enteré por redes sociales”, contó Mesplede, aunque advirtió que cuando el Gobierno cumplió 100 días de gestión, sí la tuvieron en cuenta para poner la “sombrillita” de Cambiemos en la esquina.

“Me preocupa que exista esa limitación, específicamente sobre áreas que son de competencia exclusiva”, agregó. Por su parte, en la comuna 11 denuncian que Guzzini define y ejecuta actos administrativos y financieros “por medio de un sello que es ‘presidencia junta comunal’”, y que son los mismos “comuneros del PRO los que se prestan a eso. Para realizar eventos sin pasar por la junta”, detalló Delfina Velázquez, representante del Frente para la Victoria en la junta N° 11.

A raíz de ello, Maccione aseguró que la falta de transparencia de parte del presidente puede conllevar conflictos legales. “Los responsables somos todos los miembros de la junta, y mi firma no va a estar donde no haya control; y seguiré impugnando en actas todo lo que vea turbio”, adelantó a este medio.

“Después de reiterados pedidos tuve el mail oficial, y sigo demandando el acceso al software de gestión. Es obvio que quieren ganarnos por cansancio, pero no ven que tenemos mucha más batería que ellos. Me pregunto por qué no quieren que exista ningún tipo de control, y la respuesta no deja bien parado al PRO de la Ciudad”, añadió.

En esta línea, Maccione tomó como referencia el ejemplo de su mentora, Elisa Carrió. Si ella “se anima a interpelar al presidente de la Nación, mal podríamos representar a nuestro partido mirando hacia otro lado frente a tantos incumplimientos”.

COMUNEROS EN PENITENCIA

Si bien los mismos conflictos se replican en cada una de las comunas de la Ciudad, donde los presidentes también hacen, cada uno por su lado, un rancho aparte, en las comunas 10 y 11 la oposición está en pie de guerra. Tanto la Coalición Cívica como el Frente para la Victo-ria siguen de cerca las gestiones de D’Ippólito y Guzzini, que no sólo son señalados como “patrones de estancia”, sino que también actúan en solitario, excluyendo a sus propios socios políticos.

 

LEA LA NOTA COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA Nº 82 DE QUÉ

Compartir
?