Revista Qué

16 Jul 2015 | Comuna 1

Realidades opuestas

Riqueza y bienestar social. Marginación y pobreza. Dos caras de la misma moneda en Retiro, San Nicolás, Puerto Madero, San Telmo, Montserrat y Constitución. Una radiografía de la vieja y la nueva Junta Comunal, con la mirada puesta en la descentralización.

En la Comuna 1 conviven dos realidades opuestas. Por un lado, la ostentación y la riqueza de Puerto Madero, zonas más que exclusivas a las que acceden algunos pocos. Por el otro, la pobreza y la marginación de las villas y asentamientos precarios del barrio de Retiro. Sede de la denominada City Porteña, centro financiero, es también uno de los polos turísticos más destacados. San Telmo, calle Florida y la Avenida de Mayo, completan los emblemas y vestigios del colonialismo español en la Ciudad. Testigo de revoluciones que hicieron historia, de la instalación del primer subterráneo de Latinoamérica, alberga además a los edificios de los tres poderes argentinos y las dos principales estaciones de transporte. Es las dos caras de la moneda, separadas por algunas cuantas cuadras.

26447

Desde 2011, la Comuna es coordinada por María Cristina Brunet, quien tiene una larga trayectoria como funcionaria en el gobierno de la Ciudad. Antes de llegar a la Junta, se desempeñó como vocal del Consejo de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y como Controladora de Faltas. Perteneciente al sector histórico del PRO liderado por Gabriela Michetti, deberá ceder su lugar el próximo 10 de diciembre a Roberto Salcedo, afín a Horacio Rodríguez Larreta.

La Junta comunal será renovada casi en su totalidad, a contramano de lo que sucede en el resto de Buenos Aires. Además de la cabeza, abandonarán su cargo cinco de los siete miembros comunales. Permanecerán en su puesto Mirta Susana Marcos, licenciada en enfermería y quien trabajó territorialmente por la candidatura de Diego Santilli hace cuatro años, y Edith Oviedo, asesora del legislador Gabriel Fuks y militante del barrio de Montserrat. Desterrando a Proyecto Sur, incursionará por primera vez ECO de la mano de Santiago Espil, un abogado “lilito” de 25 años y muy crítico de la gestión actual.

En diálogo con Qué, Espil apuntó a la inseguridad, la salud pública y el acceso a la vivienda como los tres principales puntos de conflicto de la zona. Pero para él, el eje central de las problemáticas barriales es sin dudas la falta de descentralización de las comunas, una constante en las evaluaciones de la oposición. “A pesar de tener la mayoría en las 15 comunas, al PRO no le ha interesado que las juntas comunales puedan ejercer la descentralización para las que fueron pensadas. Los canales que hay de participación, que están dispuestos en la Ley, no están explotados”, indicó.

También cuestionó capacidad de ejercer sus funciones, dentro de lo que son las potestades. “La Comuna hoy no es más conocida, las autoridades no son más conocidas, los derechos de los ciudadanos en la comuna no son más conocidos, no se fomentó la participación. Desde ese punto de vista, ha sido un fracaso. No han logrado lo que la ley establece que debe hacerse. Por desidia o por ineficacia”, aseveró.

Paso a paso

Sorpresivamente, tanto Brunet como Salcedo están a favor de profundizar la independencia de las comunas, cuestión a la que se mantienen reticentes algunos sectores del oficialismo. “Si se da una descentralización total, mejor. Vamos paso a paso. Me gustaría tener injerencia en el presupuesto, en la gente que paga los impuestos de la comuna”, expresó Salcedo a este medio. Sin embargo, con los pies en la tierra admitió que no va a ser fácil y que, de seguro, será un largo camino para recorrer. “Quizás pueda verse de acá a quince años, pero lo que se pueda hacer ahora se hará. A veces el vecino no entiende que hay cosas que no dependen de la comuna. Ojalá que pase todo lo que corresponda, para eso fueron creadas. Desde la autonomía de la Ciudad, aún hay cuestiones que no han traspasado. Recién llevamos cuatro años de comunas”, añadió.

Salcedo se mostró esperanzado sobre la urbanización de las villas de la Comuna 1. Si bien sabe que las competencias como presidente lo exceden, adelantó que a comienzos del próximo año, cuando él ya esté al frente de la Junta, el Ejecutivo traspasará a su órbita la Unidad de Gestión e Integración Social, dependiente del Instituto de la Vivienda. “Una vez que esté allí veremos qué es lo que se puede hacer para continuar con el tema de la urbanización y tratar de mejorar la calidad de vida con los que viven ahí. Hoy no se puede hacer más que ayudar con pequeñas cosas”, deslizó.

Desde el 10 de diciembre, y durante los próximos cuatro años, la Comuna 1 estará en manos de un nuevo dirigente que, a pesar de pertenecer al mismo espacio, proviene de otra vertiente del PRO. Empezar de cero y, a su vez, continuar con “cambio” será el gran desafío de Salcedo, quien confía en que el traspaso será lo más ordenado posible.

 

Nuevos comuneros

Roberto Salcedo (PRO): Tiene 58 años y vive en Constitución, uno de los barrios de la Comuna 1. Está casado desde hace 25 años con Daniela Javorsek y tiene dos hijas. Trabajó en diferentes dependencias del gobierno de la Ciudad desde 1984. Actualmente, se desempeña como subsecretario de Planeamiento en la Legislatura porteña, cargo al que asumió a fines de 2012 de la mano de Cristian Ritondo. Es tan fanático de River Plate que presentó dos proyectos para declarar Personalidad Destacada del Deporte a la leyenda del club Enzo Francescoli y al ex arquero Amadeo Raúl Carrizo. Encabezó la lista de Horacio Rodríguez Larreta y el próximo 10 de diciembre asumirá la presidencia de la Junta comunal en reemplazo de Cristina Brunet.

Gabriel Sánchez (FPV): Doctor en odontología, está dedicado a la docencia e investigación en la Universidad de Buenos Aires. A lo largo de su prolífica carrera, recibió numerosos premios y distinciones por sus trabajos de divulgación científica. Desde 2004, trabaja en el Hospital Odontológico prestando servicio de clínica para la atención de pacientes de alto riesgo. En 2011 ocupó el tercer lugar en las listas de comuneros. Sin embargo, los votos no fueron suficientes para que ingrese como miembro de la Junta. En estas elecciones, la suerte estuvo de su lado. Tiene 40 años y reside en barrio San Nicolás desde su infancia. Está afiliado al PJ y milita en la Agrupación Proyecto Justicialista, espacio desde el que dicta un curso de atención sanitaria en la Comuna 1.

Santiago Espil (ECO): Abogado y militante de la Coalición Cívica-ARI. Tiene 25 años y desde chico reside en la Comuna, hoy en el barrio de Retiro. Estudió en la Universidad Católica Argentina y actualmente trabaja en el estudio Schiavini Doval & Asoc. Junto a otra candidata a comunera de ECO, presentó una solicitud de acceso a la información para que las Juntas Comunales hagan saber si se han constituido los cuerpos de inspectores comunales, sus protocolos de actuación, el personal, los recursos afectados, sus objetivos y responsabilidades. Apoya fervientemente la candidatura de Lilita Carrió a la Presidencia e ingresará como representante de la zona en diciembre próximo, desterrando a Proyecto Sur.

LA NOTA COMPLETA EN LA EDICION IMPRESA N° 40 DE REVISTA QUÉ.

Compartir
Negocios

Papá Noel sale caro

El Gobierno porteño inauguró la quinta edición del Parque Navideño, que ya funciona en el barrio de Palermo y que le...


→ Leer más
?