Revista Qué

20 Oct 2014 | Comunas

Reclaman participación y más competencias

El Cronograma de Transferencias impuesto por el Gobierno de la Ciudad debía finalizar en el 2013 y aún no terminó. Desde las Comunas dicen que el poder de decisión sigue centralizado en pocas manos y la falta de presupuesto se convirtió en una limitación determinante. A tres años del inicio de la descentralización mediante el […]

El Cronograma de Transferencias impuesto por el Gobierno de la Ciudad debía finalizar en el 2013 y aún no terminó. Desde las Comunas dicen que el poder de decisión sigue centralizado en pocas manos y la falta de presupuesto se convirtió en una limitación determinante.

sede comunal 5

A tres años del inicio de la descentralización mediante el cual las comunas tendrían mayores competencias, “el proceso está amenazado, las Juntas Comunales y Consejos Consultivos están siendo vaciados de contenido y pasados por encima”, afirma Rubén Tzanoff, referente de la Cumuna 9, en diálogo con Revista QUÉ.

A esta cuestión se suma el hecho de que no se dio ni un paso para aumentar el poder de participación y decisión de los vecinos en lo que refiere al funcionamiento de cada comuna o barrio en particular.

“Aún no deciden sobre las calles, luminarias, veredas, árboles, la recolección de residuos, los espacios verdes y públicos, y mucho menos sobre el control a la prestación de servicios de las empresas privadas, que siguen haciendo lo que les parece y ganando fortunas por un servicio deficitario amparadas en el Ejecutivo”, afirma Tzanoff.

En el mismo sentido se expresaron los referentes de las Comunas 5, 11 y 14, consultados por QUÉ, quienes también mencionan la falta de participación de las comunas: “Cuando de tomar decisiones se trata no se tienen en cuenta a las Juntas Comunales ni a los Consejos Consultivos, el PRO no deja existir a las comunas, y en cuanto al financiamiento, no es participativa, afirma Patricia Machado de la Comuna 5.

“El proceso iniciado con la vigencia de la Ley 1.777 presenta dos caras: una con los aspectos positivos escritos en la norma, los que empujan hacia la descentralización y la otra con la política del Gobierno de la Ciudad que tironea en el sentido contrario, para seguir centralizando poder, competencias, presupuesto y decisiones, disparó Tzanoff.

A estas cuestiones se suman además los problemas corrientes que debe afrontar cada comuna: la seguridad, seguida por el mal servicio que brindan las empresas recolectoras de residuos y otras comunes como salud, educación, vivienda, servicios. Y por último, se suman conflictos generados por la gestión que hace la Ciudad en cada comuna en particular.

Al respecto, desde la Comuna 11 destacan que “hay problemas que se suceden producto de la propia política que lleva adelante la gestión macrista, como por ejemplo la construcción indiscriminada de edificios en alturas o las inundaciones, que aún no reciben solución, pese a que el Gobierno de la ciudad ha solicitado varios créditos al Banco Mundial pero que aún no resuelven la cuestión, afirma Paula Resels, referente de esa Junta Comunal.

Desde la Comuna 14, resaltan la cuestión de la falta de una jurisdicción en forma participativa para las Comunas, y los problemas de demoliciones indiscriminadas que se llevan adelante en el barrio de Palermo, y que atentan contra el Patrimonio Histórico de la Ciudad.

Por su parte, Patricia Machado de la Comuna 5, considera que uno de los principales problemas es que “como Junta Comunal, no tienen un funcionamiento de cuerpo colegiado, y el gobierno de Macri no deja más opciones que pedir informes respecto a como trabajan”.

Compartir
?