Revista Qué

12 Ago 2015 | Comuna 2

Recoleta no cambia de color

Desde el nacimiento del PRO, siempre fue amarilla. En las últimas elecciones porteñas, sacó más del 50 por ciento de los votos. Facundo Carrillo fue reelegido presidente comunal hasta 2019, respaldado por una amplia mayoría. Cómo es el trabajo con la oposición en una de las zonas más caras de la Ciudad.

No hay vuelta que darle. En la Comuna 2, manda el PRO. Así quedó en evidencia durante las últimas dos elecciones porteñas, en las que Facundo Carrillo arrasó de manera contundente. En 2011, el joven dirigente obtuvo el 53 por ciento de los votos. Hace apenas un mes, fue reelegido con el 58 por ciento y, como si fuera poco, en el balotaje la lista de Rodríguez Larreta sacó un abrumador 62 por ciento. El mensaje es claro: en Recoleta, el PRO es imbatible.

recoleta_02_0

 

Es que en la Comuna 2 residen los sectores más pudientes de la sociedad porteña que, en reiteradas ocasiones, han demostrado su indeclinable devoción por el macrismo. “Es un apoyo de confianza y exigencia a los resultados. Si bien el PRO tiene un esquema de valores que transmite a nivel nacional, acá en la Ciudad la gente lo elige por la gestión que realiza. Si es buena la apoya, si es mala no la apoya. Interpreta al PRO como un equipo y no una individualidad”, consideró Carrillo en diálogo con Qué.

Con apenas 32 años, el presidente de la Comuna se perfila como una de las grandes promesas del partido y con mayor proyección. Mantiene una estrecha relación con Horacio Rodríguez Larreta, lo que le permitiría ocupar un estratégico puesto en el próximo Gabinete del jefe de gobierno electo. Es más, su nombre ya suena por los pasillos de Uspallata.

Sin embargo, Carrillo se siente más cómodo al frente de la Comuna y, llegado el momento de una posible oferta, se sentará a hablarlo cara a cara con Larreta. “Las comunas están viviendo un proceso de adaptación a los cambios que se generaron, con nuevas competencias”, resaltó. Para este 2015, cuenta con un presupuesto que supera los 33 millones de pesos, un 25 por ciento más con respecto al ejercicio anterior que estarán puestos a disposición del arreglo de veredas, recolección de residuos, poda de árboles y mantenimiento de los espacios públicos, dentro de lo que son los principales reclamos de los vecinos de la Comuna. Hasta que cuenten con mayor autonomía, el presupuesto será administrado en su totalidad por Eduardo Macchiavelli, secretario de Gestión Comunal y Atención Ciudadana.

Contra la corriente

Es un barrio particular. A contramano de lo que sucede en la mayoría de las comunas, en Recoleta los representantes de las diferentes fuerzas tienen una buena relación, a pesar de que el PRO cuenta con amplia mayoría en la Junta Comunal. Así lo aseguró Gabriela Castillo, del Frente para la Victoria. “Por suerte, podemos tener una buena convivencia y generamos una gestión con respeto”, destacó Castillo a este medio. Una prueba clara y concreta de ello es la firma del convenio de la Comuna 2 con la empresa AySA para que el postergado Barrio Saldías cuente con red de agua potable.

“Más allá de las distintas posiciones ideológicas, nos juntamos todas las partes. Las obras finalizan en un mes y el barrio ya va a contar con el servicio” adelantó, orgullosa, Castillo. Si bien profundizar la descentralización de las comunas es uno de los proyectos pendientes que descansa en la Legislatura, los representantes de Recoleta se las rebuscaron para que, dentro de sus competencias, puedan satisfacer una necesidad básica de sus vecinos.

El 10 de diciembre, Castillo dejará su cargo en manos de Laureano Bielsa, quien hasta 2019 será el único abanderado del kirchnerismo en el barrio. Sin embargo, no abandona la causa: “Voy a seguir haciendo política, militando en el barrio. No hace falta estar en un cargo para hacer algo. Seguiré participando desde el Consejo Consultivo”.

En tanto, su sucesor se propone recuperar los espacios públicos que, según sus palabras, hoy están reducidos a perímetros cercados que sólo sirven para ver el pasto que se preserva en su interior. Por ello, “buscamos recuperar esos espacios comunes, de encuentro y desarrollo de la cultura porteña que son las plazas y parques de la Ciudad”, aseguró. Además, planteó que las políticas públicas de la Junta Comunal deben estar apuntadas a todo lo referido a la tercera edad, debido a la cantidad de personas de edad avanzada que residen en la zona.

En tanto, Lucía Romano formará parte de la Junta Comunal en reemplazo de Luciano Umerez, quien asumió hace cuatro años bajo el ala de Movimiento Emancipador, dentro de Proyecto Sur, y fue un fiel crítico de la gestión de Mauricio Macri al frente de Buenos Aires. Específicamente, hizo hincapié en la recolección de residuos, una de las mayores problemáticas de la zona, para la que el gobierno porteño firma contratos millonarios con empresas que luego tercerizan el trabajo con cooperativas. Por su parte, Romano hará uso de su profesión como contadora pública y posará la lupa sobre la distribución y ejecución del presupuesto, tanto para las licitaciones públicas como para los gastos internos.

Temas pendientes

Para Gabriela Castillo, la próxima gestión deberá afrontar una serie de cuestiones que aún queda pendiente. Entre ellas, el control de la recolección de residuos, el estacionamiento de vehículos en la vía pública y la elaboración de un plan urbano ambiental que, hasta el momento, fue puesto en marcha con una fuerte política de reciclado. Tan fuerte que, hace pocas semanas, el tradicional bar de Recoleta “La Biela” fue clausurado por no separar la basura de manera correcta.

Serán las batallas que deberá pelear Facundo Carrillo quien, una vez más, estará al frente de la Comuna con todos los representantes nuevos. Para él, “los próximos cuatro años van a ser clave. Ya tenemos todas las cartas sobre la mesa y ahora está en cada uno ver cómo le saca mayor provecho”.
“Es un lugar divertido y con muchas chances de crecimiento como institución y también desde lo personal. Los próximos cuatro años van a ser claves para las comunas en general”, concluyó.

 

LEA LA NOTA COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA N° 44 DE QUÉ.

Compartir
Negocios

Papá Noel sale caro

El Gobierno porteño inauguró la quinta edición del Parque Navideño, que ya funciona en el barrio de Palermo y que le...


→ Leer más
?