Revista Qué

26 Oct 2012 | MORIAGATE

Garbellano, el peor de todos

El escándalo en el entorno de la diva Moria Casán parece no tener fin. Tras la detención de su asistente, todos apuntan al empresario Luciano Garbellano.

“Le mando un beso a Galito que está preso”, dijo Moria en Showmatch anoche; lo cierto es que su asistente fue como prueba piloto para ver qué pasaba con uno de los implicados en el robo de las joyas si pisaba suelo paraguayo, y quedó preso.

Lo cierto es que Coco, el histórico chofer personal de Moria, acusó directamente a Luciano Garbellano por la detención de Galo: “No sabía que iba a quedar detenido, lo llevaron engañado. Es una tranza del joyero y Garbellano”, disparó Coco en A24.

Sigue el escándalo por las joyas

Más acusaciones cruzadas por el caso de las joyas robadas.

Mientras tanto, en Paraguay, el propio abogado del joyero presentó un habeas corpus pidiendo que liberen al asistente, situación que ocurrió tras el acuerdo extrajudicial que, según dicen, consta de un pago de 73 mil dólares que la diva habría realizado para levantar la denuncia.

Esto tuvo como antecedente la aparición de una joya desarmada que parecía ser el verdadero botín robado, que en realidad parece que no era tal.

Compartir
?