Revista Qué

1 Mar 2016 | Fede Bal indignado

“Muscari me hizo un daño irreparable”

En septiembre de 2015, en me4dio del Bailando, Fede Bal dejó la obra La jaula de las Locas, una creación de José María Muscari, pero en ese momento no se sabía bien los motivos de su salida. 

feder 1Sin ir más lejos muchos pensaron que se debía a celos de parte de Barbie Vélez, o más bien por el cansancio que genera estar en el Bailando, pero con el tiempo se supo la verdad.

Jorge Rial contó que en ese entonces Muscari empezó a sospechar que Fede ejercía violencia de género sobre Barbie, ya que, una vecina le había contado que escuchaba golpes y peleas.

Muscari no lo pensó demasiado y ante la mínima sospecha despidió a Fede del elenco.

Muscari con lo que dijo me trajo problemas y una situación que nunca pensé vivir. Que en este medio y que en la vida digan ‘ese hombre golpea mujeres’, no te lo sacas más. Me hizo un daño irreparable con lo que dijo. Me acusaron de algo que no soy“, fue la respuesta de Fede.

Es muy angustiante que vengan los papás de tu novia a querer sacarte del lado de ella como si vos fueras un monstruo. Eso pasó por un rumor y por una confusión. Y por un mal accionar. Desde el amor que José María Muscari le tiene a Barbie y a Nazarena, quiso hacer un bien. Pero me trajo unos problemas que yo nunca pensé vivir“, sostuvo.

Fue en septiembre, un día que estaba volviendo a casa con Barbie y la llama Nazarena preguntando en dónde estaba y si podían ir a tomar algo. Llegamos a casa y estaba el auto de Gonzalo Gamarra, su pareja; y Alejandro, el papá de Barbie. Me preguntaron si podíamos hablar, a Barbie la separan los padres y se la llevan al auto“, confiesa.

Y agrega, “Gonzalo ahí me dice que a Muscari le había hablado una vecina de nosotros porque escuchó discusiones y que él había ido a hablar con Nazarena, con el papá y con dos personas más. Hizo una intervención y la decisión fue venir a hablarme”, relató el hijo de Carmen Barbieri”.

Estoy tranquilo, no tengo nada que esconder. No tengo nada de qué defenderme. El que tiene que defenderse de algo, es porque algo de culpa tiene“, agregó.

Él me dijo un montón de cosas, pero en ningún momento reconoció que lo mejor hubiera sido hablar conmigo (…) Cuando le planteé mi renuncia, me siguió dando lecciones desde un lugar como enseñándome a tratar a las mujeres. ¡Mirá, vos! ¿¡Qué confianza de golpe!?“, finalizó.

Compartir
?