Revista Qué

3 Nov 2014 | Todo un misterio

Norma Aleandro y los fantasmas en el Maipo

Este sábado por la noche, la reconocida actriz Norma Aleandro, una de las personalidades más respetadas del país en el mundo del espectáculo,  estuvo invitada en el programa de Mirtha Legrand. Durante la cena, la mujer reveló que hay espíritus en el reconocido Teatro Maipo y dio sus nombres y orígenes.

Nadie podría poner en duda su talento, sin embargo, el relato resultó desopilante en la mesa de Mirtha Legrand. “Este teatro tiene muy buenos fantasmas”, comenzó la artista.

La actriz hizo referencia a dos espíritus que habitarían la famosa sala de la ciudad de Buenos Aires. El dueño actual del Maipo, Lino Patalano, también es un convencido de la presencia de fantasmas en su teatro.

“Tiene dos en realidad: uno, pobre, se ahorcó, y el otro murió quemado en un camarín. Cáceres es el que pensamos que es el que más visita el escenario, nosotros lo hemos podido comprobar, hay funciones a las que viene. Yo te digo que son las que mejor salen”.

Los fantasmas de los que habla Aleandro son Luis Efraín Cáceres, un chileno que hacía unos años trabajaba en el Teatro y que vivía en un hotel cercano. Sin familia, le había cedido el seguro de vida y sus pocos bienes al Sindicato de Maquinistas.

“Él se encargaba del lugar de trabajo de los maquinistas. Una higiene fuera de lo común y muy cumplidor. A comienzos de 1985 se lo vio extraño. Cuentan ex compañeros que se había enterado de una enfermedad terminal y se volvió más solitario y taciturno, hasta que se ahorcó en el teatro”, explicó la actriz.

Habría un segundo fantasma, el de Radrizzani. “Yo le tengo cariño, como siempre soy la primera en llegar al camarín me preparo, pongo música, lo que sea. Yo siento que por los camarines no estoy sola”.

A quién hace referencia Aleandro es al actor Ambrosio Radrizzani, cuyo deceso se produjo como consecuencia del incendio del Maipo del 6 de setiembre de 1943, al intentar rescatar sus pertenencias del camarín, cuando se representaba Apaga luz, Mariposa, apaga Luz, protagonizada por Alberto Anchart y Sofía Bozán.

Por su parte los dueños del Teatro Maipo no ocultan esta situación sino, que de hecho, la han institucionalizado. En su sitio oficial de Internet hay un texto publicado con la firma del Director del Teatro Elio Marchi, donde se cuentan las historias de los fantasmas del lugar, Cáceres y Radrizzani.

“No lo digo yo solamente. Lo dice Norma Aleandro, Enrique Pinti. Norma mantiene conversaciones con los fantasmas y no está loca. Le pide pro favor que no le corran el maquillaje del lugar, o que no les muevan las bambalinas mientras están ensayando, porque la distraen. Son cosas que pasan”, aseguró Marchi en referencia a los dichos de la actriz.

¿Será cierto?

Compartir
Negocios

Papá Noel sale caro

El Gobierno porteño inauguró la quinta edición del Parque Navideño, que ya funciona en el barrio de Palermo y que le...


→ Leer más
?