Revista Qué

13 Nov 2017 | La terrible confesión de Susana

“Rímolo me dio una pastilla y me internaron”

En la noche del domingo, Susana Giménez recibió en su programa a Silvia Suller y reconoció por primera vez que se atendió con Giselle Rímolo, y que el tratamiento que la por entonces mujer de Silvio Soldán le dio para adelgazar, le generó serios problemas de salud.

Fui a hacerme masajes a lo de Soldán, que ella atendía ahí, nunca fui a su clínica. Nunca lo dije porque me dio vergüenza que ella me dio unas pastillas para adelgazar. Nunca las tomé, las tenía en la mesita de luz. Un día voy a salir para el canal y me miro al espejo, y digo ‘estoy hecha una vaca, no puedo salir así en televisión, me voy a tomar una pastilla’. No sé cómo te iba a adelgazar una pastilla, pero viste cuando te ves mal…”, contó la diva.

Llegué al canal y me agarró un dolor de cabeza que casi me muero. Le dije a mi asistente, que en ese momento era Hugo Fernández: ‘No es dolor de cabeza normal, no me dejes sola, dame hielo’. Llamaron a la Favaloro y tenía 20 de presión, cuando normalmente yo tengo 9. Me fui a mi casa, por supuesto, no pude hacer el programa”, contó Susana.

Y agregó: “Tuve un mini derrame. Se me explotó una venita en el cerebro por la presión. Me internaron una semana. No me pasó nada, ni me dejó nada, pero si con una pastilla pasó esto“.

Es la primera vez que lo cuento. Me alegro porque me lo saqué de encima. Nunca le hice ninguna denuncia, ni nada. Tampoco le dije a ella, ni jamás la volví a ver“, concluyó su relato.

Era puro veneno lo que daba Rímolo. A Tití Fernández (otro de los pacientes famosos) un médico le dijo que si tardaba un día más en ir se moría”, acotó Silvia.

 

 

 

 

Compartir
?