Revista Qué

30 Nov 2017 | Historia de superación

Darko Grncarov: del coma al tenis

Este es el caso de un macedonio de 20 años que agarró una raqueta de tenis, por primera vez  a los 5 años, cuando su tío le regaló una raqueta.

Como muchos chicos jóvenes, comenzó su carrera tenística en el circuito ITF con la esperanza de convertirse un día en tenista profesional.

Y en diciembre de 2016  estaba a punto de cumplir ese sueño, al disputar un torneo en Turquía,.

Hace justo un año, cuando Darko iba a hacer su primera aparición en un torneo profesional en Turquía, sufrió un derrame cerebral

Y entonces sucedió lo inimaginable: dos días antes de su debut, con todo listo para el viaje, Darko sufrió un derrame cerebral.

“Tuve un derrame en el lado derecho de mi cerebro. Al día siguiente me levanté con un dolor de cabeza que me hacía gritar. Y lo siguiente que recuerdo es despertarme seis meses después”, explica.

No pude andar durante meses, y perdí la audición en mi oído derecho. Me dijeron que no volvería a jugar a tenis“, prosigue.

Los médicos no le dieron muy buenas noticias, ya que el derrame había afectado a sus piernas y no podía caminar.

Además, perdió audición en su oído derecho, haciendo que cayera en una profunda depresión al verse en aquella situación.

Los primeros días me deprimí porque no podía andar y me dijeron que no volvería a jugar a tenis, algo que soñé durante toda mi vida“, recuerda Darko.

Los médicos le dijeron que la recuperación le llevaría siete años, pero Darko se centró en recuperarse por completo, y en desmentir a los médicos que le diagnosticaron.

Empecé a entrenar en secreto. Sólo podía pensar en tenis, en volver a sentir lo que era jugar en el circuito, ser capaz de andar, correr, jugar y disfrutar de la vida. Y a los tres o cuatro meses les sorprendí a todos. Pero tenían miedo de que me volviera a pasar. Y, aunque hay una parte de mí que todavía teme tener que volver a pasar por todo esto, esos sentimientos funestos se van porque soy muy feliz con el tenis“, sentencia.

Prácticamente recuperado Darko se ha quedado sordo del oído derecho. “Con un derrame hay un 99 por ciento de probabilidades de que pierdas algo. Ha sido el oído pero, por suerte, no ha sido la visión ni mi capacidad de andar o hablar, eso habría sido devastador para mí. Podría haberlo perdido todo y no ha sido así. Y eso es lo que me automotiva“, razona.

La ATP que quiere ayudar a Darko le ha dado invitaciones para disputar torneos en 2018.

“Me han dado wildcards para jugar Challengers y torneos ATP. Quieren hacer un vídeo cuando vuelva al circuito. Jugaré en Rennes y Bangkok en enero, luego en Rotterdam, el Masters 1000 de Miami, y otros torneos en China a final de año”, contó.

Me gustaría seguir sano y alcanzar el Top 100 lo antes posible. Después, lucharé por llegar a la máxima plaza posible”, desea.

Darko posee un juego bastante poco habitual ya que es capaz de jugar a una mano la derecha y el revés, al igual que pegar ambos golpes a dos manos.

Junto a eso, su mejor arma es su servicio, capaz de sacar a más de 220 km/h. “Quiero hacer historia“,  sueña Grncarov, que pase lo que pase en una pista de tenis, él ya ha ganado.

 

 

Compartir
?