Revista Qué

4 Mar 2015 | Creatividad al servicio de la adopción

El amor por ser madre…

En diciembre de 2012 y con 44 años Jennifer Loomis, fotógrafa de Seattle, decidió que era hora de adoptar. Pero una noche mientras estaba en su casa mirando fotos borrosas de niños en la web del centro de adopción Northwest Adoption Exchange (NWAE), se dio cuenta que no lograba conectarse con esos niños. 

Jennifer Esa misma noche fue cuando decidió enviar un correo electrónico a la organización en el que se ofrecía a fotografiar a los niños.

Con 18 años de experiencia como fotógrafa de documentales y retratos, Jennifer reía que podía emplear sus habilidades para mostrar la personalidad de cada uno de esos chicos.

Luego de que la Institución aceptara su propuesta, la mujer organizó una sesión de fotos con cinco niños y dos niñas, de 9 a 17 años.

Para entretenerlos, trajo a su perro, una cama elástica y una maquilladora. “Quería ver a los niños sonreír y divertirse”, comenta.

Todas las fotos fueron publicadas en la Web en Agosto de 2013. Fue ahí cuando Joanna Church y Sean Vaillancour, futuros padres adoptivos, visitaron el sitio e inmediatamente quedaron ‘flechados’ con un niño.

Se llamaba Deon y tenía 16 años. Fue “su mirada chispeante y feliz”, recuerda Joanna, lo que alentó a la pareja a animarse a la adopción. Adoptaron a Deon en octubre de 2014.

Como esas, unas cuantas historias de amor surgieron gracias a las fotos de Jennifer. Por su parte un vocero de NWAE comentó que las fotos resultaron ser “una herramienta invaluable” para que los niños encontraran nuevas familias.

Jennifer no llegó a concretar la adopción, pero en julio de 2014 dio a luz a su hijo. Mientras tanto, continuará sacando fotos a los chicos que esperan un hogar. “Sus vidas dependen de esto”, afirma.

Compartir
Negocios

Papá Noel sale caro

El Gobierno porteño inauguró la quinta edición del Parque Navideño, que ya funciona en el barrio de Palermo y que le...


→ Leer más
?