Revista Qué

15 Feb 2017 | Historia de superación

Julia Baird cuenta su lucha contra el cáncer

Una de las periodistas de la ABC The Drum, Julia Baird escribió en su columna para el New York Times cómo fue que se enteró de su pronóstico de cáncer, en junio de 2016, cuando fue internada de urgencia, debido a un fuerte dolor. 

juliaEn los meses previos a la internación me había sentido hinchada, la ropa me apretaba y me sentía exhausta, pero mi médica lo atribuía a mi carga de trabajo. Luego un sábado de junio tuve un dolor tan terrible que terminé en el Hospital“, comenzó su artículo sobre el cáncer.

A Julia le habían diagnosticado cáncer avanzado de ovario, y al parecer, según sus cirujanos, todo indicaba que era muy grave.

Pasé dos semanas esperando la operación, sin saber si llegaría con vida al final del año. El mundo se reduce mucho cuando uno recibe un diagnóstico así; de pronto, muy pocas cosas importan. Se lo conté a mis familiares y a algunos amigos íntimos; luego, me aislé. Todos los días, a primera hora de la mañana, me despertaba temerosa y contemplaba la muerte antes de levantarme para llevar a mis hijos a la escuela. Un día el cirujano llamó para decirme que parecía que el cáncer se me había extendido al hígado. Me mordí un labio, corté los sándwiches, y llevé a los niños a la escuela“, escribió Julia.

La intervención duró cinco horas, donde le extirparon el tumor entero, pero fue más complicado que lo previsto. Julia estuvo ocho días en terapia y el tumor no resultó maligno.

El tipo de cáncer que tuve es muy raro; puede reaparecer, pero no es agresivo y tiene una tasa de supervivencia mucho más alta. Mi pronóstico es bueno, pero tendré que vivir con el miedo a que el cáncer vuelva. Esta semana, mis análisis de sangre salieron libres de cáncer. Sin embargo, la cicatriz me recorre todo el tronco; siento que me cambiaron para siempre. Va a ser una sensación extraña volver a la normalidad“, explicó.

Aunque la Sra. Baird no tenía cáncer de ovario, todavía tenía otra ‘forma rara de cáncer’ que no es agresiva, y afortunadamente tiene una tasa de supervivencia mucho mejor.

Mi médica me preguntó hace poco cómo había logrado tranquilizarme tanto antes de la operación. Le dije que recé, bloqueé el pesimismo y el drama, y me rodeé de mi familia, gente práctica con un corazón inmenso; o sea, traté de vivir deliberadamente“, escribió.

Hoy en día Julia que es capaz de caminar sin dolor, ha vuelto a su trabajo en la televisión. Y en noviembre pasado se publicó una biografía de la reina Victoria de la que es autora.

Mi pronóstico es bueno, pero como otros, necesitaré vivir con el miedo a que el cáncer regrese“, concluyó. 

 

 

Compartir
?