Revista Qué

30 Ago 2016 | Su madre le dio la vida dos veces

La mujer que vive con un riñon de 100 años

Corría el año 1973 y Sue Westhead tenía 25 años, plena juventud y toda una vida por delante, pero una noticia derrumbó sus sueños en cuestión de minutos: la joven fue diagnosticada de una enfermedad del riñon, y sólo una décima parte de su riñon funcionaba. 

sue 1 sue 3 suePero lo peor vino después, cuando le dijeron que la única manera de sobrevivir era un trasplante de riñon. Fue ahí que su madre Ann Metcalfe de 57 años ni lo dudo, y le donó uno de sus riñones.

La intervención se realizó en el Hospital Royal Victoria de Newcastle, Inglaterra, y llegó a los diarios locales por lo raro de la operación, ya que, los trasplantes de donantes vivos era una rareza. Sumado que sólo el 30% o 40% de los niños transplantados duraban como mucho cinco años.

Casi no podía caminar, tenía la piel amarilla“, explicó Sue de aquel momento, recordando que luego del trasplante, lo primero que regresó a la normalidad fue el tono de su epidermis. “De inmediato recupere mi color rosado“, dice.

Desde aquella operación ha transcurrido 43 años, en lo que la profesión médica lo calificó como un ‘milagro‘.

Sin duda lo es, y hay que dar las gracias a los magníficos genes de la familia, pero yo también he puesto mi granito de arena, haciendo ejercicio, llevando una vida saludable y tomando a lo largo de todo este tiempo más de veinte pastillas diarias para combatir un posible rechazo. Aunque supongo que a estas alturas el riñón de mi madre ya debe sentirse como en casa. …”, dice Westhead.

Actualmente los médicos sostienen que un transplante de un donante vivo puede durar hasta 20 años, y luego hay que cambiarlo por otro.

Cuando le preguntan a Sue la razón por la que su riñon a durado tanto tiempo, ella responde: “Creo que se debe a los buenos genes de mi madre. Ella tuvo que provenir de buena cepa“.

Creo que mi mamá hubiera estado encantada de que su riñon durase tanto tiempo. Ella no sólo me dio la vida cuando nací, sino que también una segunda oportunidad“, sostiene Sue.

Compartir
?