Revista Qué

24 Feb 2016 | Con fe y perseverancia

La música le salvó la vida

Fernando Montachini, compositor y comunicador, fue diagnosticado con traumatismo craneoencefálico severo, luego de un accidente que lo dejó en coma, por lo cual tuvo que aprender todo de nuevo.

fernandoEn 1993, Fernando con 19 años tuvo un accidente automovilístico, cuando una mañana manejaba por Vélez Sársfield, y un colectivo impactó el auto, quedando a 90 metros del lugar del choque.

Estuve seis o siete meses en el hospital en coma cuatro, no recuerdo bien las fechas“, sostuvo Montachini.

En ese momento los médicos le diagnosticaron traumatismo craneoencefálico y le avisaron a la familia que si sobrevivía quedaría en estado ‘vegetal’.

No había posibilidad de una cirugía porque era un politraumatismo. Sus padres que eran muy creyentes, se animaron a discutirle a los médicos, ya que estaban seguros de que se iba a sanar.

Lo que sobrevino después del accidente, es inexplicable.

Mientras permanecí en coma, los doctores les pedían que me estimularan con lo que me gustaba. Entonces, me ponían unos auriculares desde los que sonaban Gustavo Cerati, el Flaco Spinetta y mucho folclore, que me gusta por mi viejo, claro“, afirma.

Según el propio Fernando fue la música que lo salvó. “Era mi cable a tierra. Ya cuando estaba en mi casa seguía sonando música todo el día“.

Cuando llegó el día tan esperado en que Fernando abrió los ojos, fue todo muy confuso. No conocía a nadie, ni su casa, ni a sus padres, ni quién era él.

Debió reconstruir su historia otra vez, y con la ayuda de sus padres, comenzó todo de nuevo.

Aprendí todo de nuevo. Cuando digo todo, es todo: caminar, hablar, conocer como la primera vez“, agrega Montachini.

En el 2000 Fernando con 26 años comenzó la Facultad, y se recibió de Técnico Universitario en Comunicación Social en la Universidad Nacional de Córdoba.

Elegí esa carrera porque siempre me gustó el área de lo social. Y la terminé. Otra vez, ese logro fue gracias a mis padres: ellos me llevaban y buscaban todos los días“.

Recuerdo que tomaba notas en clase como podía, porque soy zurdo y la mano izquierda me había quedado pegada al cuerpo, entonces debía usar la derecha. Rendir era toda una historia, ya que no podía hablar fluidamente, ni podía escribir con facilidad“, sostiene.

Los padres de Fernando cambiaron sus horarios laborales para poder acompañar a su hijo en todo lo que necesitara, como así también en controles médicos.

En mayo de 2014 Fernando atraviesa un duro golpe cuando muere su padre, pero logra salir adelante.

Soy único hijo y él era para mí como un hermano. Teníamos una relación muy cercana. No sólo por la música, aunque soy compositor gracias a él. Hicimos juntos muchas canciones, y aprendí de él el gusto por lo popular. También estudié con los profesores Jorge Platé y Víctor Leiva”, dice.

Hoy Fernando Montachini tiene 41 años, es compositor y Periodista, trabaja normalmente, y está en pareja hace varios años.

 

 

Compartir
?