Revista Qué

2 Ago 2017 | Historia conmovedora

Novia sorprendida por el receptor del corazón de su hijo fallecido

Hace dos años, Becky Turney de 40 años, vivió el peor día de su vida, cuando su hijo Tristón falleció con tan sólo 19 años.  

Ella sintió que su vida se desarmó en cuestión de minutos, pero el amor de su pareja y el de toda su familia le dio fuerzas para mantenerse en pie, y seguir adelante.

Dos años más tarde, Becky decidió contraer matrimonio con el hombre que le brindó tanto amor, cuando más lo necesitaba.

En el lugar de la ceremonia había un asiento vacío en primer fila para recordar al hijo de Becky, y en el mismo se podía ver la inscripción: “Estaré en el cielo el día de tu boda, pero vendré a la Tierra para pasar este día contigo, así que guárdame un sitio, porque aunque no me veas, estaré allí“.

Aunque era un asiento reservado para Tristón, un chico llegó para ocupar su lugar.

El hijo fallecido de Becky, era donante de órganos. Gracias a su voluntad expresa en vida de ser donador, el día en que murió cinco personas recibieron la posibilidad de vivir.

Uno de los trasplantados es Jacob, este joven recibió el corazón de Tristón y por lo que eso significó para él, estaba ansioso por conocer a la familia de la persona que le salvó la vida.

Becky no sabía que Jacob se había puesto en contacto con su novio para agradecerle por el gran gesto de amor de su hijo. Sin decirle nada, el novio de Becky planificó minuciosamente el encuentro para el día de la boda.

Así, Becky, de 40 años, escuchó los latidos de su hijo en el día más importante de su vida. Lo hizo, sosteniendo un estetoscopio sobre el pecho de Jacob.

El joven había viajado más de 3000 kilómetros a Alaska desde California, para ser unos de los padrinos de boda y sorprender a Becky.

Sobre el encuentro Becky expresó: “Fue el día más asombroso de mi vida. Lo abracé y le dije que era el regalo más grande del mundo. Fue increíble, Jacob me preguntó si quería oír los latidos del corazón de Tristón que estaban siendo verdaderamente fuertes“.

El novio espera que este regalo para su esposa y su hijastra de 13 años sirva para que otras personas consideren la donación de órganos. “Es la acción más altruista que puedes llevar a cabo. Además, animamos a los donantes y receptores de órganos a conocerse porque sirve mucho para sanar“, sostuvo Kelly.

La especial y emotiva historia fue difundida en Facebook por la fotógrafa contratada para la boda,  que se emocionó ante lo que pasó antes de que comenzara la ceremonia. Las imágenes son realmente emocionantes.

 

 

 

Compartir
?