Revista Qué

4 May 2016 | Abandonada y discapacitada

Alison Lapper: un ejemplo de superación

Hija de dos obreros que trabajaban en una fábrica de autos, Alison Lapper nació el 7 de abril de 1965 en Burton , Staffordshire- Inglaterra y al momento de su nacimiento los médicos detectaron una fuerte anomalía. 

 

alison 3alison 2  alison 9alison 10Lapper no tenía brazos y sus piernas eran demasiado cortas, por lo cual, sus padres espantados por la situación, deciden abandonarla para siempre, pero cuatro meses más tarde su madre la vería por primera y última vez.

A su padre nunca apareció, ya que ambos se separaron cuando ella nació. También tiene una hermana, sin minusvalías, tres años más mayor, a la que apenas conoce.

Durante sus primeros meses de vida, diversos médicos intentaron implantarle brazos y piernas artificiales, pero ella misma decía que eran incómodos y la limitaban mucho más.

Alison pasó toda su infancia en un colegio de disminuidos, rodeada de otros niños que se parecían a ella físicamente.

Cuando cumplió 12 años comprendió realmente que era minusválida. “Hasta entonces estuve demasiado ocupada siendo niña”.

Pero en este momento abandonó la niñez para adentrarse en la pubertad y comenzó a comprender su diferencia.

A los 19 años, Alison decide viajar a Londres para estudiar Bellas Artes y convertirse entonces en una pintora reconocida, pero su amor por el arte comenzó a los 3 años, donde pintaba con la boca mediante pequeños movimientos y golpes con la mandíbula y la cabeza.

Pero otra vez la vida le volvió a jugar una mala pasada,  y a los 33 años quedó embarazada siendo abandonada nuevamente por su ex pareja, dejándola sola con un hijo en el vientre.

La tenaz mujer decidió seguir adelante aun así creyendo que su hijo podría nacer con anomalías como las que ella tenía.

Pero con todos los controles médicos y los constantes monitoreos, a la semana 24, Alison supo que su hijo sería completamente normal.

Parys nació perfectamente sano, y Alison le dió el pecho un buen tiempo, continuando también con su trabajo como pintora, como cualquier madre independiente.

Aunque naturalmente contaba con ayuda, Alison terminaba sus días agotada, ya que, lo que para todas las madres es un simple gesto cotidiano calentar el biberón, cambiar un pañal o vestir al bebé, para Alison significa toda una hazaña.

Tal fue su ejemplo de vida, que varios artistas quisieron retratar su cuerpo en esculturas y pinturas, pero no fue hasta septiembre de 2005 cuando el reconocido artista inglés, Marc Quinn, hizo una estatua de mármol blanco de 3.6 metros de altura y 11.5 toneladas titulada Alison Lapper Embarazada.

La estatua fue exhibida desde septiembre de 2005 hasta el 2007 en la plaza más emblemática de Inglaterra, Trafalgar Square en Londres, hasta que fue reemplazada por otra escultura mediante otro concurso.

Sus pinturas han causo sensación y han sido premiadas con la mayor condecoración en Inglaterra, el Member of the British Empire, premio que fue entregado por la reina.

Al mismo tiempo, Alison declaró que: “No sé quién me propuso para este título, el voto es anónimo, y quiero creer que solo se ha juzgado mi trabajo artístico y no mi deformidad“. 

Actualmente Alison goza de buena salud, y asegura que ama a su cuerpo y lo ve muy bello. A lo largo de su vida ha tenido que soportar exclusiones y miradas de rechazo por ser diferente,  pero ha sabido ver el lado positivo y salir adelante.

 

 

 

Compartir
?