Revista Qué

9 Ago 2016 | Historia de superación

Inspiradora vida de la nadadora Yusra Mardini

Dentro de cada deportista olímpico hay una enorme historia de superación y gran sacrificio, una de ellas: la de Yusra Mardini, cuya natación le sirvió para salvar su vida y del resto de pasajeros de un bote, cuando intentaba llegar a la Isla griega de Lesbos, huyendo de la guerra de Siria. 

yusramardini-4-a yusramardini-5-z yusramardini-3-zEsta joven de tan sólo 18 años nació en Damasco, donde desde muy pequeña se dedicó a la natación profesional y luchaba por un lugar para representar a Siria en los Juegos Olímpicos 2016, cuando estalló la guerra en su patria.

Esa situación no sólo le impidió seguir nadando, sino que su vida dio un vuelco terrible, cuando buscó sobrevivir junto a su hermana escapando a Europa.

Yusra se embarcó junto a 20 personas más en una balsa pensada para 6 ocupantes, con la esperanza de alcanzar las costas griegas.

A la mitad del camino a ésta le falló el motor lo cual las obligó a ella, a su hermana y a dos personas más a nadar empujando la balsa hacia tierra firme.

Tres horas y media más tarde la embarcación empujada por Yusra y otros tres refugiados llegaban a Lesbos.

La nadadora de Siria, su hermana y dos tripulantes, en un acto heróico, lograron salvar a casi veinte personas más.

Éramos las únicas personas que sabíamos nadar, tenía una mano jalando una cuerda de la balsa y la otra la usaba para nadar con todas mis fuerzas. Fueron 3 horas y media en agua fría. Tu cuerpo te dice que no puede más…..” relató Mardini.

Quién diría que esa joven que los salvó un año después participara en los Juegos Olímpicos 2016.

Una vez allí, Yusra y su hermana decidieron viajar a Alemania donde se establecieron, y donde la joven recibió una beca del Comité Olímpico Internacional y así fue como pudo seguir con su entrenamiento, para poder cumplir su sueño de participar en en Río 2016, en 100 metros mariposas y 100 metros libres.

Así clasificó para el equipo de refugiados de los Juegos Olímpicos, donde ganó la primera etapa de 100 M de nado de mariposa, y ahora va en busca de una Medalla Olímpica.

Con la cabeza en alto, transmite al mundo su historia para concientizar acerca de la dura realidad que viven millones de personas alrededor del mundo.

Se trata de lograr una nueva y mejor vida, y cuando entramos al estadio queremos empoderar a la gente de seguir sus sueños“, declaró Mardini, sobre la federación del equipo de Refugiados.

 

Compartir
?