Revista Qué

3 Jun 2016 | La historia de Paula Buery

Sobrevivió a la tragedia del Río de la plata

Paula Buery de 39 años por entonces, era la única mujer del grupo que viajaba en una avioneta privada en 2014 que partió alrededor de las 13,30 del aeropuerto de San Fernando con destino a Carmelo, Uruguay, y que cayó en aguas del Río de la Plata.

paula 1 paula 2 paula 3En el avión viajan desde directivos de importantes empresas como Renault, Quilmes, Kosiuko y una compañía de viajes.

Leandro Larrieta era el piloto encargado del viaje, un hombre que conocía de memoria aquella ruta.

No sólo hacía años que volaba, sino que su familia tiene como pasión los aviones. Su abuelo materno tuvo una escuela de aviación, y su madre también es piloto. Estaban en manos profesionales.

Pero todo terminó en el medio del río. El accidente ocurrió cuando la avioneta Beechcraft King Air B200 que trasladaba a nueve pasajeros cayó en el Río de la Plata, en un sector poco profundo, luego de que el piloto intentara amerizarlo.

Dentro del fuselaje Paula gritaba de dolor, mientras otros dos pasajeros intentaban pedir auxilio, todo era confusión y miedo. El restante estaba inmovilizado por un cuerpo inerte que lo aprisionaba.

Y otra vez: ¿flotaban? ¿Se hundían de a poco? ¿Cómo poder entender qué había sucedido? ¿Cómo encontrar respuestas en una situación límite?.

Los minutos fueron horas. ¿Era real lo que sucedía? Aturdido, uno de los sobrevivientes logró ver unas siluetas por las ventanillas del avión. “¡Pará… no abras! ¡Nos vamos a llenar de agua, nos ahogamos!“.

La visión no estaba clara. “¿Cómo puede ser que el agua les llegue a las rodillas?“, se preguntó uno de los sobrevivientes. ¿Era verdad? ¿Alucinación? Imposible encontrar respuestas en medio de la tragedia.

La puerta, finalmente, se abrió y dio lugar a la esperanza. Llegaron los socorristas y la atención se posó en los vivos.

Dicen que los que iban de espaldas y con el cinturón abrochado, estuvieron algo más al resguardo del golpe.

Paula, organizadora de eventos de la empresa TTS Viajes, fue una de las sobrevivientes. Tuvo que pasar por 23 operaciones y un año y medio de reposo.

Estuve un año y medio sin salir de la cama, en un momento se me atrofiaron los músculos, no tenía fuerza. Dependía para todo de los demás“, cuenta Paula a dos años de la tragedia.

Después del accidente, Paula estuvo internada en Uruguay, hasta que pudo ser trasladada a Buenos Aires. Pasó 30 días en terapia intensiva y un largo tiempo de internación domiciliaria.

A fin de ese año tuvo una infección en la cadera que la llevó de nuevo al hospital. La recuperación siguió en la casa de sus papás y en la de la hermana, hasta que en octubre pudo volver a su departamento.

En todo ese tiempo, su familia y amigas más cercanas no la dejaron sola ni un minuto. Recibió una infinidad de palabras de aliento de ex compañeros o vínculos más lejanos, y hace muy poco descubrió que mucha gente que no conocía le escribió mensajes privados a su cuenta de Facebook.

Fue increíble la cantidad de gente que estuvo pendiente. Juro que sentí esa fuerza. En un momento, en terapia, sentí que flotaba. Creo que era esa energía que me estaba sosteniendo“, resume sorprendida.

Hoy su vida es otra, Paula hace una caminata diaria de casi una hora todos los días, también tiene sesión de Kinesiología y agradece estar con vida. “Ahora respeto más mis días“.

Facundo Alecha (40 años), Fernando Lonigro (44 años), Gustavo Fosco, Fernando Sánchez y el piloto de la aeronave, Leandro Larriera, fallecieron en el accidente.

Por lo pronto, Paula tiene pensado mudarse y en 2017 hacer su segundo viaje a India, un lugar que la deslumbró y que “está alineado con mi forma de ser y de pensar”.

“Pero si decís cuál es mi deseo más íntimo, volver el tiempo atrás y que esto no hubiera pasado”, sostuvo Paula.

 

Compartir
?