Revista Qué

6 Abr 2016 | Legislatura

$34 millones por cada diputado

Es lo que representa para 2016 la estructura de todo el Parlamento, medido de acuerdo a los 60 legisladores que alberga. Con un Presupuesto de más de dos mil millones de pesos, el 67% se destina para salarios. Hoy, cada legislador percibe cerca de 70 mil pesos. Faltan datos públicos.

En todo 2016, mantener la tarea legislativa insumirá a las arcas porteñas al menos 34 millones de pesos, sin contar las readecuaciones presupuestarias que suelen aplicarse, al tener previsto un Presupuesto global para este año de más de 2 mil millones de pesos.

Con 60 diputados es una de las legislaturas “más caras” del país. Tiene una estructura de alrededor de dos mil empleados con diferentes modalidades de contrataciones.

legislatura vacia

Los gastos en la Legislatura porteña adquieren distintas manifestaciones, según cómo se los represente. Mantener su estructura tiene un costo diario de 5 millones de pesos para los porteños que, pese a todo, suelen conocer por lo general poco sobre sus medidas, a pesar de la importancia que revisten el conjunto de sus acciones, no tan sólo aquellas que trascienden.

El Parlamento, ubicado en Perú 160, vio incrementados sus ingresos con respecto a 2015 en un 26%, la misma pauta con la que subió el Presupuesto General de Gastos de toda la administración pública, de acuerdo a lo enviado por Horacio Rodríguez Larreta a fines del año pasado.

Si se lo mide por día, se concluye que mantener el Parlamento le insume a la Ciudad cerca de 100 mil pesos a razón de cada miembro parlamentario. Se debe tener en cuenta en todos los casos que se trata de la estructura que se monta para el desempeño de los 60 diputados, e incluye salarios, insumos, servicios y obras, entre otras cosas.
En efecto, además de los asesores de cada diputado y de los bloques parlamentarios, se cuentan los empleados administrativos, y todas aquellas tareas necesarias, como la seguridad o limpieza para el funcionamiento de la Casa administrada por la vicepresidente I, Carmen Polledo.

Por un carril van los números globales de la Casa; por otro, los de cada legislador y la estructura que utiliza para el desarrollo de sus funciones. En la actualidad, los parlamentarios ostentan un sueldo de cerca de 70 mil pesos neto, en promedio; número atado a cada paritaria.

En 2007 se reguló por la ley Nº 2 la dieta de cada legislador. Perciben un salario fijado en un 20% adicional con respecto a la “remuneración bruta de un agente de la máxima categoría de la Planta Permanente con título universitario, 25 años de antigüedad, dedicación funcional, la máxima asignación por permanencia en el cargo, con conducción, más los ítems no remunerativos y remunerativos que se acordaran”.

Mientras que desde su llegada a la Casa Rosada el PRO está concentrado en reducir gastos en el Estado, para esta cuestión relativizan estos números y señalan que se trata de gastos atinentes a la función pública y que alcanza incluso a la oposición.

cuadro 1

“Es una forma de ver los números. Pero lo cierto es que se trata de presupuesto para solventar los gastos que demanda la responsabilidad que se tiene como legislador, que no es menor. Y, además, hay toda una planta de cargos administrativos necesarios para esa función”, planteó a Qué una fuente legislativa del macrismo.

A la par de la dotación de personal de cada legislador y los bloques parlamentarios, la Legislatura capitalina cuenta con tres secretarías, once subsecretarías y 29 direcciones, además del Instituto Legislativo de Capacitación Permanente.

En ese reparto, siempre hay un acuerdo con la oposición. El secretario parlamentario, Carlos “Perico” Pérez -en ese puesto desde 2007, y el secretario administrativo, Jorge Anzorreguy, están avalados por el macrismo. En tanto,
el secretario de Coordinación, Juan Pablo Modarelli, está alineado al Frente para la Victoria y a La Cámpora, en
particular, que ya antes contaba con ese lugar.

Si bien en la mayoría de los bloques opositores no se ponen reparos frente a la globalidad de los recursos, sí se pone en cuestión la “discrecionalidad” con la que, dicen, se manejan las contrataciones.

Criterios

En estricto off the record distintas personas que caminan a diario los cuatro pisos de despachos que ocupa la Legisla-tura, más la planta principal, la planta baja y el edificio Anexo, reconocen que no hay un “criterio” fijo para determinar el personal.

La planta de la Legislatura se divide entre aquellos que se encuentran en planta permanente, los que se incorporan como planta transitoria ante cada recambio político y los que son contratados por locaciones de servicios, ergo, monotributistas.

 

Cada legislador maneja, al menos, 180 mil pesos en contrataciones, que se administran en función de la organización particular que se le dé y cómo distribuya los módulos, y la unidad retributiva, en la que está organizado el escalafón, que en la actualidad equivale a 41 pesos.

De mínima, un diputado recibe recursos por un cargo de planta transitoria 1 (T1) -el más alto-, dos cargos de T2, dos de planta transitoria 3, y dos T4. No obstante, cada representante legislativo tiene la posibilidad de optar por partir los módulos que representan esos puestos, y así multiplicar los cargos.

recibo de sueldo legislador

En otras palabras, un diputado puede partir un cargo de T1 hasta en tres veces, uno de T2 en dos y uno de T4 en dos. Esa disposición es la que hace la diferencia entre despachos más o menos poblados, y también repercute en el nivel salarial: un despacho numeroso implica sueldos más bajos que uno más chico en personal.

¿Cuáles son los salarios? Un salario de T1 equivale de acuerdo, según la ley Nº 2 y sus modificatorias, a $ 27.648 pesos; una T2 representa $ 24.144; una T4, $ 15.024; y una T5, $ 10.291. A esos valores se llega luego de tener en cuenta la cantidad de módulos especificada para cada categoría.

En paralelo, la T3 -16.728 pesos- se utiliza para cargos administrativos, y a veces para los legisladores. Así y todo, un
legislador puede disponer de contratos de locaciones de servicios, pero no hay criterio fijo en su otorgamiento.
A su vez también se habilitan puestos de planta transitoria por bloque, cuyo titular reparte, según su criterio, con un número que también depende de la cantidad de legisladores. En definitiva, el PRO, con 28 legisladores, lleva la delantera.

También quienes acceden a la presidencia de comisiones pueden nombrar al menos al director y a un asesor. Y eso alcanza también a quienes logran convencer a la conducción legislativa de crear una comisión especial, que no puede despachar proyectos.

De todas maneras, es la firma de quien ostente la vicepresidencia I la que puede hacer variar eso indefectiblemente. Las negociaciones en votaciones o en el comportamiento en el recinto aparecen como la moneda de cambio. La lapicera la tiene hoy Carmen Polledo.

datos legislatura

 

Un costo diario de cinco millones

Con un presupuesto de más de dos mil millones de pesos para 2016, la Legislatura representa un costo de más de cinco millones de pesos por día ($5.589.181) para las arcas porteñas. Al mismo, si se tiene en cuenta que se trata de una estructura para 60 legisladores, el gasto diario por cada uno de ellos es de $93.153

 

Ampliación del fondo para obras

La Legislatura aprobó la semana pasada la ampliación por casi 16 millones del Fondo de Preservación, Reparación, Mejora y Finalización de Obras del Palacio Legislativo.

Se trata de una de iniciativa que la faculta a Vicepresidencia I para dirigir el excedente presupuestario de casi 16 millones del ejercicio 2015 para  la culminación de las obras del edificio, planteadas en la ley 1444.

El diputado Gustavo Vera (Bien Común) planteó postergar su tratamiento hasta que se resuelvan la paritarias. “No es ético que lo tratemos”, se quejó. Se aprobó por amplia mayoría.

datos legislatura 2

 

El poder de las lapiceras para los empleados

Según el Reglamento, el vicepresidente 1º asume la “administración y la coordinación” de la Legislatura. La ex titular del bloque macrista se hizo cargo del sillón que ocupó hasta hace poco el todopoderoso Cristián Ritondo.

En efecto, como vice 1º, puede “designar todas las empleadas y los empleados de la Legislatura”, y “dirigir y supervisar las secretarías Administrativa, Parlamentaria y de Coordinación”. Puede, asimismo, “nombrar y remover empleados, en acuerdo con el Bloque Parlamentario, y es quien designa al contador”.

Por si esto fuera, es quien elabora el presupuesto de gastos de la Legislatura, siempre por el Reglamento Interno, que le da más poder que el presidente de la Legislatura, a cargo de un rol más institucional.

76% de ejecución de fondos en 2015

La Legislatura de la Ciudad subejecutó en 2015 su presupuesto y devengó al finalizar el ejercicio el 76% de los $1.754.806.470 que se la había previsto desde el gobierno porteño, luego de la ampliación presupuestaria y de readecuaciones.

En efecto, al comenzar el año la Legislatura tenía asignado un presupuesto de $1.510.524.467, pero al finalizar el año en su partida se ubican $244.282.003 más. Así y todo, ni siquiera llegó a gastar lo que se le había plantado originalmente.

 

La polémica de los sueldos altos

Desde hace tiempo referentes de de izquierda cuestionan los sueldos –hoy en cerca de 70 mil pesos– que perciben los legisladores y plantean una equiparación con el salario de un/a “maestro/a de grado de jornada completa, equivalente a 40 horas cátedra, con 10 años de antigüedad”.

En 2014 Gustavo Vera planteó una votación en el recinto que le fue adversa. Hubo 47 votos negativos en contra de la iniciativa. Sin embargo, hubo más proyectos en el mismo sentido luego. “Los diputados terminan así siendo funcionarios como gerentes de grandes corporaciones y eso se nota en las votaciones”, le dijo a Qué, Patricio Del Corro del bloque FIT – PTS.

datos de legislatura 3

 

Paritarias en la dulce espera

Para esta fecha, las negociaciones en la Legislatura están trabadas. De hecho, el secretario administrativo Jorge Anzorreguy no realizó ninguna oferta concreta a los empleados, pero rechazó la pretensión de superar el 30% planteado desde el sector gremial.

“Nosotros no estamos dispuestos a perder salario. A esta altura, años anteriores, las negociaciones ya se habían cerrado. Hay una política de reducir costos, en consonancia con lo que plantea Nación y Ciudad”, le dijo a Qué, Pablo Gennaro, secretario de ATE Legislatura.

Ahora, las negociaciones se van a retomar en abril y los empleados van a recibir un 17% de incremento en el mes de marzo que irá a cuenta de lo que se acuerde en abril. Según trascendió, las autoridades legislativas piensan en un número en torno al 25%, para no estirarse mucho más. Sin embargo, la Comisión Intergremial, que agrupa a UPCN, ATE y SUTECBA, ya realizó una asamblea con afiliados y anunció que buscarán no quedar por detrás de la inflación.

 

Sin respuestas a este medio

Conocer el número exacto de la cantidad de empleados de la Legislatura Porteña y la cantidad de contratos de cada legislador y los bloques es un interrogante recurrente en ciertos sectores. Qué realizó la consulta en la Vicepresidencia I y al cierre de esta edición no tuvo respuesta.

LEA LA NOTA COMPLETA EN LA EDICION IMPRESA N° 78 DE QUÉ.

Compartir
Negocios

Papá Noel sale caro

El Gobierno porteño inauguró la quinta edición del Parque Navideño, que ya funciona en el barrio de Palermo y que le...


→ Leer más
?