Revista Qué

17 Nov 2015 | Comision de presupuesto

Avanza la polémica concesión del Autódromo

El proyecto que prevé conformar un fideicomiso a 30 años será tratado en Presupuesto. El PRO no cuenta con los votos suficientes para aprobarlo.

Uno de los proyectos más polémicos que envió el Ejecutivo a la Legislatura comenzará a ser tratado en comisión este martes. Se trata de la concesión a 30 años del Autódromo Gálvez en el que el Gobierno de la Ciudad prevé impulsar un polo turístico.

Autódromo Ciudad de Buenos Aires

La iniciativa tiene por objetivo conformar un fideicomiso que ponga en marcha la renovación del predio, ubicado en el sur de Buenos Aires. Sin embargo, al parecer, el PRO no cuenta con los votos suficientes para sacar adelante la medida.

Un sector del bloque kirchnerista se manifestó en contra, misma postura que tomó ECO al tratarse de un “proyecto privatizador”, uno de los tantos que el eventual gobierno de Horacio Rodríguez Larreta planea aprobar antes de fin de año y entre los que se encuentran la venta del predio conocido como “El Dorrego” y la millonaria venta del reconocido paseo de compras Buenos Aires Design.

En esta línea, la Comisión de Presupuesto, Hacienda, Administración Financiera y Política Tributaria, junto a la de Planeamiento Urbano, se sentará a discutirlo desde las 12 luego de recibir el visto bueno de Desarrollo Económico, donde el PRO logró aprobar la iniciativa como dictamen de mayoría, con la negativa de ECO y varios legisladores K, que se ausentaron.

“Pienso que se tiene que hacer algo con el autódromo pero no es este el proyecto”, aseguró al respecto la diputada Paula Oliveto.

A través de la inversiones de 50 millones de dólares, con la conformación de un fideicomiso, el plan del Gobierno radica en que el Autódromo pueda volver a ser sede de competencias de Fórmula 1, Turismo Carretera y Súper TC2000.

Además, el predio contaría con un museo del automóvil, una escuela de pilotos y un hotel temático para los fanáticos de las carreras, junto con espacios verdes. De acuerdo a lo estipulado en el proyecto, una vez completadas las inversiones privadas y en el plazo de 30 años, los derechos volverían a manos del Estado porteño.

Compartir
?