Revista Qué

19 Oct 2017 | espacio público

Buscan prohibir cigarrillo plazas y parques

Si prosperan nuevas iniciativas, los fumadores urbanos no podrán encender un cigarrillo en las plazas ni en los parques. En la Legislatura porteña existen dos proyectos de ley para regular el consumo de tabaco en esos espacios, con el fin de preservar la salud de los niños que los frecuentan. Las iniciativas fueron redactadas hace […]

Si prosperan nuevas iniciativas, los fumadores urbanos no podrán encender un cigarrillo en las plazas ni en los parques. En la Legislatura porteña existen dos proyectos de ley para regular el consumo de tabaco en esos espacios, con el fin de preservar la salud de los niños que los frecuentan. Las iniciativas fueron redactadas hace cuatro años, pero perdieron estado parlamentario, por lo que fueron presentadas nuevamente, informa La Nación.

Uno de los proyectos fue impulsado en 2013 por el entonces diputado Helio Rebot (PRO) y propone restricciones en parques y plazas. También existe otra propuesta que plantea que los fumadores se mantengan a una distancia mínima de ocho metros de los sectores destinados al deporte y a la recreación infantil en espacios verdes.

“Estar cerca de alguien que fuma en un ambiente abierto supone una exposición a humo de cigarrillo comparable a las concentraciones en un lugar cerrado, y los niños son particularmente sensibles a los efectos respiratorios del humo de tabaco en el ambiente. Además de asegurar que los niños puedan jugar y respirar aire no contaminado con humo de tabaco, esta legislación contribuirá a que no se perciba el tabaquismo como una actividad socialmente aceptable”, explica a La Nación Marta Angueira, cardióloga y especialista en cesación del tabaco.

Los expertos insisten en que el tema también se relaciona con el cuidado del medio ambiente. La contaminación creada por el humo, sumada a las colillas que comúnmente se arrojan al suelo, hace que el parque sea menos atractivo. “Además, las colillas son una fuente de envenenamiento accidental en niños pequeños”, aseguró Angueira, y agregó: “Contienen nicotina, alquitrán, arsénico, plomo y otros tóxicos. La nicotina se absorbe en forma inmediata por la mucosa oral e intestinal y pueden presentarse síntomas de intoxicación. En niños pequeños, bajas dosis de nicotina pueden causar náuseas, vómitos y letargo, y dosis altas, síntomas neurológicos”.

Ya hay experiencias en el municipio de Tigre, que en 2015 prohibió fumar en áreas al aire libre del distrito, y en La Plata, con la República de los Niños como el primer parque temático y educativo 100% libre de humo.

La ley 1799 prohíbe fumar en todos los espacios cerrados con acceso público. Permite la habilitación de zonas específicas destinadas para fumar en algunos establecimientos y libera de toda restricción a los clubes de tabaco y a las salas de fiestas durante eventos privados.

Compartir
?