Revista Qué

14 Nov 2012 | TRASPASO

Celebración con críticas

La oposición porteña, atenta al anuncio del jefe de Gobierno, celebró la decisión de aceptar el traspaso de los subterráneos. No obstante, se mantienen atentos a las modificaciones que puedan hacer y a su tratamiento en la Legislatura.

Diputados aceptaron con críticas el traspaso

Los diputados se mostraron atentos respecto a lo que pasará con el subte.

En ese contexto, la diputada María José Lubertino, del Frente para la Victoria, rechazó las críticas del mandatario a la Casa Rosada y sostuvo que “a diferencia de lo que anuncia el jefe de Gobierno, durante estos años (de gobierno kirchnerista), el aporte que ha hecho Nación en materia de subtes no sólo ha sido constante, sino que también ha sido creciente”.

Y agregó que la Capital “tiene los recursos económicos y humanos para llevar adelante una nueva política de transporte subterráneo, sin necesidad de un endeudamiento”.

Su compañero y jefe de bloque, Juan Cabandié, expresó: “Nos parece positivo, pero no deja de ser una decisión absolutamente tardía. Por fin se hizo cargo de algo”. Aunque al mismo tiempo rechazó las declaraciones del mandatario que acusaban de “falta de diálogo” por parte del gobierno de la Nación. “Es ridículo porque hace meses que se viene dialogando. El se desdijo porque le agarró un capricho y hubo que tenerle paciencia hasta ahora”, agregó.

Con respecto a la posibilidad de un aumento tarifario, Cabandié se manifestó dispuesto a esperar la propuesta del Pro, pero adelantó que no aceptarán una suba de precios, dado que, según dijo, a Ciudad tiene recursos para solventar los gastos del servicio.

Del lado de Proyecto Sur, la respuesta llegó de la mano de Rafael Gentili, quien adelantó que junto al traspaso “propondrá que se apruebe la revisión de la concesión” y una “ley marco” que garantice “la participación de los usuarios y los trabajadores en la gestión de un servicio”.

Asimismo, advirtió que la Legislatura “nunca validó el aumento indiscriminado del 127 por ciento en la tarifa”, y exigió que ante este panorama “se estudie la razonabilidad tarifaria con respecto a los otros medios públicos de transporte, manteniendo el criterio social” en la fijación de los precios.

Fabio Basteiro, diputado de Buenos Aires para Todos, indicó: “Macri no me termina de sorprender porque sigue usando la victimización como una forma de no hacerse cargo de los problemas de la Ciudad. Todo esto está enganchado en el paquete de leyes que se están aprobando con el aval del kirchnerismo en la Legislatura: el distrito de las artes, la cesión de terrenos, la venta del Edificio Del Plata”.

Opinión similar a la del diputado del MST, Sergio Bodart, quien sostuvo que “era hora” para el traspaso, pero pidió atención sobre la “letra chica” del proyecto, tras denunciar que “es parte del pacto PRO-K de canje de negocios”-

“El traspaso no debe incluir aumento del boleto ni subsidios a Metrovías que también pagamos todos. El subte sólo puede ser eficiente, seguro y económico si es estatal, como en París o Madrid”, apuntó.

Compartir
?