Revista Qué

2 Sep 2016 | Reproches

Chispazos entre legislador y ministro

La polémica por el frustrado proyecto denominado “anti Uber” mostró sus primeros coletazos. Es que en los pasillos de la Legislatura no cayó nada bien, para algunos de los miembros del bloque PRO, cierto “desentendimiento” del Gobierno con el proyecto. En particular, lo que sostienen es que el proyecto que presentó el legislador Daniel Presti, […]

La polémica por el frustrado proyecto denominado “anti Uber” mostró sus primeros coletazos. Es que en los pasillos de la Legislatura no cayó nada bien, para algunos de los miembros del bloque PRO, cierto “desentendimiento” del Gobierno con el proyecto.

An illustration picture shows the logo of car-sharing service app Uber on a smartphone next to the picture of an official German taxi sign in Frankfurt, September 15, 2014. A Frankfurt high court will hold a hearing on a recent lawsuit brought against Uberpop by Taxi Deutschland on Tuesday. San Francisco-based Uber, which allows users to summon taxi-like services on their smartphones, offers two main services, Uber, its classic low-cost, limousine pick-up service, and Uberpop, a newer ride-sharing service, which connects private drivers to passengers - an established practice in Germany that nonetheless operates in a legal grey area of rules governing commercial transportation. The company has faced regulatory scrutiny and court injunctions from its early days, even as it has expanded rapidly into roughly 150 cities around the world. REUTERS/Kai Pfaffenbach (GERMANY - Tags: BUSINESS EMPLOYMENT CRIME LAW TRANSPORT)

En particular, lo que sostienen es que el proyecto que presentó el legislador Daniel Presti, había sido pedido por el ministro de Justicia y Seguridad, Martín Ocampo, debido a que los miembros del Ministerio Público Fiscal porteño consideraron que sería una buena herramienta para combatir ciertos delitos informáticos como la pornografía infantil.

Lo que cayó mal fue que luego de las negociaciones que se realizaron para que el proyecto salga, y que incluyeron un acuerdo con un sector del peronismo que básicamente fue el bloqueo de aplicaciones apuntando a Uber, ante una publicación y quejas de ciertos sectores de activismo de Internet habría habido un supuesto “abandono” por parte del Gobierno.

“Salió publicada una nota, tuvo rebote, y se borraron desde el Ejecutivo”, se quejó una fuente legislativa al tanto de las negociaciones.

Compartir
?