Revista Qué

18 Ago 2015 | Piden estatizarlo

Contrapropuesta por el Buenos Aires Design

El diputado Pablo Bergel pide reintegrar el predio al Centro Cultural Recoleta, como un todo indivisible y que lo gestione el gobierno de la Ciudad. Solicita invesigar, además, el cánon que paga IRSA.

A poco de conocida la intención del gobierno porteño de subastar el complejo Buenos Aires Design, el bloque Verde al Sur presentó un proyecto para terminar con la concesión actual y que la gestión de Macri se haga cargo del predio, tal como adelantó Qué, en su edición 44.

Se trata, en efecto, de un proyecto que busca impedir la venta que proyecta el Ministerio de Desarrollo Económico, a cargo de Francisco Cabrera. Se calcula obtener entre 60 y 70 millones de dólares para la construcción de la futura Ciudad Judicial en la zona sur.

En la actualidad quien explota el lugar es el holding IRSA –que controla el negocio de los shoppings en la Ciudad– y paga, según una denuncia de Bergel, Gustavo Vera y Facundo Di Filippo, 49 mil pesos por mes de canon, lo mismo que un local interior.

En medio de una ola privatizadora con concesiones en el Planetario y Parque Sarmiento, la subasta del Predio El Dorrego y la concesión del Autódromo, la oposición tiene sospechas del proyecto que tiene entre manos el PRO.

Frente a esto, Bergel pide, en primer lugar, dejar sin efecto la controvertida concesión otorgada a IRSA y, en segundo lugar, que el complejo sea “reintegrado al Centro Cultural Recoleta como una totalidad indivisible” y que sea gestionado por el gobierno porteño.

BUENOS DESIGN“Ante el cercano vencimiento de la concesión (…) se presenta la necesidad de recuperar ese sector del inmueble y reincorporarlo al Centro Cultural Recoleta, como lo fue en sus orígenes”, afirma Bergel en los considerandos de su proyecto.

En ese sentido, el diputado de Verde al Sur solicitó investigar el canon actual que paga IRSA “claramente irrisorio, poco transparente y sospechoso”, y opinó que vender el inmueble “es, cuando menos, un despropósito”. Subraya que el desprendimiento del inmueble por parte de la Ciudad constituye “una clara pérdida del patrimonio público de la Ciudad, que debe ser evitada”.

El legislador no se opone al destino de la construcción de la futura Ciudad Judicial pero enfatiza que los gastos para ese emprendimiento “de ninguna manera deben solventarse con la venta de inmuebles de dominio de la ciudad que claramente poseen valor histórico, paisajístico y cultural”.

Por último, también se establece la prohibición de venta del inmueble y la asignación de funciones que “no cumplan con los objetivos del Centro Cultural Recoleta y no se encuentren bajo la programación”.

Ahora la iniciativa puede recaer en la Comisión de Presupuesto, donde también tiene asiento la venta del Buenos Aires Design y existe una abrumadora mayoría del PRO

Compartir
Negocios

Papá Noel sale caro

El Gobierno porteño inauguró la quinta edición del Parque Navideño, que ya funciona en el barrio de Palermo y que le...


→ Leer más
?