Revista Qué

31 Mar 2016 | Permiso de uso oneroso

Controvertido permiso a la UTDT

La Legislatura otorgó, a cambio de becas, un permiso por 20 años a la Universidad Torcuato Di Tella sobre el predio que ocupa en la actualidad en Núñez. El espacio figura en una denuncia por cánones irrisorios.

La Fundación Universidad Torcuato Di Tella obtuvo el permiso de uso oneroso, durante 20 años, del predio ubicado en Av. Figueroa Alcorta 7310, según votó hoy en forma definitiva el parlamento porteño, después de una aprobación inicial y posterior audiencia pública.

La iniciativa se aprobó por 51 diputados, con la oposición de Gustavo Vera (Bien Común), Patricio del Corro (PTS), Marcelo Ramal (FIT) y Fernando Vilardo (AyL) y las abstenciones de Adrián Camps (SA), Andrea Conde (FPV) y José Campagnoli (FPV).

Como había anticipado RevistaQué.com, se cede el predio a la casa de estudios a cambio de 18 becas anuales de estudio, de las que 15 deben ser para estudiantes de escuelas públicas. El proyecto ya recibió aprobación inicial y luego de audiencia pública se dispone a ser convalidado de manera definitiva.

En su momento, la iniciativa había generado polémica. Las tierras forman parte de la denuncia que realizaron en 2014 di tellalos diputados Gustavo Vera y Pablo Bergel, junto al ex legislador porteño Facundo Di Filippo, por las concesiones sin canon o con valores irrisorios.

Entre los espacios denunciados aparece el campus de la universidad privada en Figueroa Alcorta al 7300 en las inmediaciones de la cancha de River, por el que –según consta en la denuncia–, la Fundación Torcuato Di Tella abona un canon de 8 mil pesos por mes para desarrollar “actividades recreativas, y culturales” y por el uso de la playa de estacionamiento.

La ley dice que ese predio será destinado a actividades educativas, sociales, académicas, culturales, artísticas, recreativas y deportivas por parte de la comunidad universitaria de la UTDT. También se utilizará el frente de ese predio como acceso vehicular por la Av. Figueroa Alcorta a la propiedad lindera de la UTDT y como estacionamiento de bicicletas.

La entidad beneficiaria debe mantener el predio en el estado otorgado y queda facultada para realizar las mejoras necesarias para optimizar el cumplimiento de sus fines. Queda a cargo de la entidad beneficiaria el pago de la totalidad de tasas, impuestos y tarifas de servicios públicos que correspondan. También hará contraprestaciones como el otorgamiento de becas de estudio a la Ciudad.

Compartir
?