Revista Qué

27 Nov 2014 | Apoyo entre el Pro y el FpV

Cruces en la Legislatura por aumento de sueldos

El planteo de los legisladores Vera y Bodart es equiparar las remuneraciones de los diputados a los sueldos de directores de escuela. Para Ritondo, es un discurso del populismo. Aragón fue ovacionado por el Pro.

Cuando ya se estaba por levantar la sesión de este jueves en la Legislatura porteña, cuando el diputado de Bien Común Gustavo Vera pidió que se trate sobre tablas el proyecto de sueldo de los legisladores.

En ese instante, el vicepresidente 1° del recinto, Cristian Ritondo, salió al cruce y le contestó a Vera que el suyo “es un discurso del populismo. La remuneración más baja implica que hay que bajar el sueldo de toda la casa”.

Por su parte, el diputado del MST, Alejandro Bodart, pidió incluir un proyecto de su autoría que iguala el sueldo de los legisladores al de una directora con diez años de actividad.

DSC_0244

Según Bodart, el sentido del debate apunta a aumentar el sueldo de los docentes pero, como eso no sucede, propone que se igualen las remuneraciones. “Que la clase política viva como viven los trabajadores”, sostuvo el diputado de la Izquierda.

Marcelo Ramal se mostró a favor de la postura de Bodart, y aseguró que votará a favor de la iniciativa ya que siempre lo acusan de no votar nada a favor. “No se escuden en los sueldos de los empleados de la casa para seguir aumentando los sueldos. Si hay voluntad política, se puede hacer sin tocar el sueldo de los trabajadores”.

En la otra vereda –mucho más cercana al Pro que a las minorías-, Esteban “Quito” Aragón afirmó que “jamás le pediría a un trabajador que gane menos de lo que debería”. Lo que dijo Aragón fue ovacionado y aplaudido por todo el bloque del macrismo, en una clara señal de conformidad que se viene dando, desde hace algunos años, entre ambos partidos.

La respuesta de Roberto Quattromano (Pro) no se hizo esperar y arremetió contra Ramal, cuestionando su postura, según informa la corresponsal de QUÉ.

Posición similar tuvo Juan Pablo Arenaza (Pro), al señalar contra Gustavo Vera que es un mentiroso, que deje el “populismo barato, ya que “no paga ganancias”. A la vez, le preguntó: “¿Cómo hace para viajar, cuatro veces en el año, a Roma”.

El planteo de Vera se dio porque los diputados porteños gozaron de cuatro aumentos en 2014: su sueldo bruto (sin descuentos) pasó de $47.000 a $63.000. El incremento superó un 12% lo previsto en el Presupuesto de la ciudad para 2014.

Compartir
?