Revista Qué

23 Oct 2014 | Legislatura porteña

Cuestionan sistema de designación de jueces en la Ciudad

Para el Frente de Izquierda, la elección en la Legislatura es “antidemocrática”. Ramal afirmó que, desde su partido, vienen proponiendo que los nombramientos sean mediante el voto popular.

El diputado porteño por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores, Marcelo Ramal, cuestionó el sistema de designación de jueces en la Ciudad, a raíz de la elección de Martín Converset, lo cual consideró como “un mecanismo antidemocrático”.

“Los jueces tienen que ser electos por sufragio universal. El mecanismo de votar jueces en la Legislatura abre el juego para pactos políticos”, señaló -en diálogo con Revista QUÉ- el legislador del Frente de Izquierda respecto de la designación de Martín Converset como magistrado en la Ciudad.

Converset había sido propuesto por el macrismo para ocupar el cargo al cual fue designado. Ante esto, Ramal opinó que “el PRO tiene amplias facultades para construir una justicia en la Ciudad. Es un mecanismo antidemocrático”.

“Los cargos del defensor del pueblo y los auditores son ocupados por los legisladores cuando dejan sus bancas, y eso se pacta horas antes de ingresar a esos puestos”, comentó el diputado del Frente de Izquierda porteño.

En la sesión de hoy, con 47 votos, la Legislatura de la Ciudad aprobó el despacho de resolución de la Comisión de Ética, Acuerdo y Organismo de Control y Comisión de Justicia, para que Martín Miguel Converset cubra el cargo de juez ante la Justicia de Primera Instancia en lo Contencioso, Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires. El expediente había sido remitido por el Consejo de la Magistratura.

Las abstenciones fueron de los legisladores Pablo Bergel(Bien Común), Marcelo Ramal(FIT) y Gustavo Vera (Bien Común).

53172_ramal

El pasado 26 de junio, la Legislatura había rechazado por unanimidad el nombramiento como juez de la Ciudad a Martín Farrell, “por falta de idoneidad”, quien era el director de Habilitaciones de la Agencia Gubernamental de Control cuando se derrumbó el entrepiso del local bailable Beara, en Palermo, donde murieron dos mujeres.

El hecho trágico, por el cual Martín Farrell fue investigado ocurrió en la madrugada del 10 de septiembre de 2010, cuando se derrumbó el local ubicado en Scalabrini Ortiz 1638, y que no estaba habilitado como local bailable. El ex funcionario fue acusado por el fiscal Andrés Madrea de haber celebrado un acuerdo espurio con los empresarios dueños del local para otorgarles el permiso correspondiente.

Compartir
?