Revista Qué

30 Mar 2016 | Polémica

Cuidacoches: el FpV presenta proyecto propio

Se establece una prohibición taxativa para ejercer la actividad sin autorización legal. Se propone que la Defensoría del Pueblo y organizaciones no gubernamentales otorguen los permisos.

A poco de la polémica reinstalada sobre la problemática de los “cuidacoches”, el Frente para la Victoria presentó otro proyecto propio en la Legislatura sobre la actividad, que se suma a una reciente iniciativa de SUMA + y otra de PRO.

Como dio cuenta Revista Qué, se establece una prohibición taxativa para ejercer la actividad sin autorización legal, al tiempo que se endurecen las penas cuando dicha actividad se lleva a cabo en eventos masivos y en zonas de concentración gastronómica.

En ese se sentido, se plantea la creación de un Registro de Cuidacoches que incluye a personas en situación de vulnerabilidad. La Defensoría del Pueblo y ONG’s son las que tendrán a su cargo el control y auditoría de la asignación de permisos “en pos de garantizar la transparencia del registro”.

Con la intención de evitar abusos, el proyecto estipula una tarifa fija que será determinada por la ley. A su vez, se deberá promover políticas activas de capacitación laboral, educación, y seguridad vial para los que obtengan el permiso.

En este marco, desde el kirchnerismo salieron a diferenciarse del macrismo, que plantea una política más dura al respecto. “El proyecto prohibicionista del PRO beneficia a las mafias, ya que necesitan de la ilegalidad para montar su negocio”, afirmó el titular de la bancada K, Carlos Tomada.

La problemática al respecto de larga data.  En 2011 la Legislatura sancionó con los votos de toda la oposición  la ley 4113 que regulaba la actividad, aunque luego el entonces Jefe de Gobierno, Mauricio Macri, junto a Horacio Rodriguez Larreta la vetaron.

En tanto, el diputado Gabriel Fuks, uno de los impulsores de la iniciativa, subrayó “el error conceptual del PRO al buscar prohibir en su totalidad la actividad”, ya que “que promueve es la presencia de mercados ilegales. Cualquiera que vaya a una cancha de fútbol o a un espectáculo público sabe de lo que hablamos”.

trapitos 1

Fuks cuestionó que el PRO no discute la problemática le apuntó por su negativa a utilizar el Código Contravencional que “prohíbe exigir retribución por el cuidado de coches-, dándole la facultad necesaria al Ejecutivo de controlar la actividad en eventos masivos musicales o deportivos”.

En ese sentido, señaló en que los últimos meses la Unidad Fiscal Norte comenzó a intervenir en espectáculos públicos y consignó que en el último River-Boca se labraron 202 actas contravencionales. “Esto demuestra es que si el Ejecutivo realmente hubiese querido dar una respuesta al problema podría haberlo hecho años atrás”.

 

Cupos

 

En relación a los cupos, el proyecto establece que no podrán otorgarse permisos a personas con una misma identidad de género en más del 70% durante los primeros tres años. Transcurrido ese plazo, el porcentaje es del 50%. Además, en todos los casos, existe un cupo del 5% para personas trans.

“Los cupos tienen como objetivo lograr una mayor inclusión de aquellos colectivos de personas que históricamente fueron excluidos del mercado laboral, específicamente las personas trans para quienes en la actualidad resulta sumamente dificultoso conseguir trabajo”, expresó la diputada sabbatelista Andrea Conde.

Según consignó, los permisos se otorgan por el plazo de dos años con la posibilidad de renovación por dos años más. Pueden registrarse personas mayores de 16 años y las jornadas laborales no podrán exceder las 8 horas, excepto en el caso de jóvenes de 16 y 17 años, que no podrán exceder las 6 horas de dedicación a la actividad. Para ellos está previsto,  además, un seguimiento estricto del Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes que promueva su escolarización y su capacitación laboral, se explayó Conde.

 

Puentes

 

El proyecto cuenta con antecedentes en Montevideo, Río de Janeiro y San Pablo, ciudades en las que actualmente funcionan registros de cuidacoches.

Tomada sostuvo que hay puentes con el proyecto presentado por Natalia Fidel de SUMA + y que, en ese sentido, se buscará una integración. “Nuestro objetivo último es que no existan más los ´trapitos´, sino trabajadores formales”.

“Nuestra iniciativa apunta a evitar los abusos que sufren los conductores que hoy son víctimas de la extorsión de estas mafias. Al tiempo que protegemos a los vulnerables que todavía necesitan ejercer esta actividad”, enfatizó.

Compartir
?