Revista Qué

3 Oct 2014 | Por el nuevo código

Día de furia en la Legislatura

La aprobación del nuevo Código en mano de los diputados nacionales tuvo eclosión también en la ciudad. UNEN propuso la aprobación de un proyecto al respecto con el apoyo del PRO y el rechazo del interbloque kirchnerista. La sesión comenzó como todos los jueves con algunas demoras, a las 12.30, encabezada por el vicepresidente primero […]

La aprobación del nuevo Código en mano de los diputados nacionales tuvo eclosión también en la ciudad. UNEN propuso la aprobación de un proyecto al respecto con el apoyo del PRO y el rechazo del interbloque kirchnerista.

ritondo

La sesión comenzó como todos los jueves con algunas demoras, a las 12.30, encabezada por el vicepresidente primero del Cuerpo el diputado Cristian Ritondo. La orden del día entre otras cuestiones, preveía que los legisladores trataran los cuatro despachos de la Comisión de Planeamiento Urbano que preside la legisladora Karina Spalla (Pro) para proteger edificios históricos de la ciudad y que finalmente quedaron aprobadas.

El clima era tenso, el bullicio incesante, y había un legislador que llamativamente recorría algunas bancas, intercambiaba palabras y gestos y volvía a su lugar original. Se trata del diputado del Frente Progresista Popular, Aníbal Ibarra. Tal vez lo acuciaba el hecho de que en ese día se decidiría el futuro de su bloque, cuando la Diputada Rinaldi anunciara que fue elegida como representante del país en el área de cultura en el exterior. Como para recordarle la situación, afuera en los pasillos de la Legislatura merodeaba su futuro compañero de bloque, Eduardo Epsteyn, que no puedo ingresar al recinto.

La primera piedra vino de la mano del Diputado Maximiliano Ferraro, que solicitó el tratamiento de un proyecto de declaración que alteraba la Orden del Día y a través del cual manifestaba “la profunda preocupación por la sanción del Código Civil y Comercial de la Nación ya que la misma vulnera derechos fundamentales de los ciudadanos” y para el cual requería la aprobación sobre tablas. La obtuvo y de ahí en adelante se produjeron fuegos cruzados entre los legisladores de los distintos bloques.

UNEN y PRO arremetieron contra del interbloque kirchnerista, que intentaron instalar el debate nacional en el recinto porteño. Desde el Frente para la Victoria, bajo la voz del legislador Grabiel Fucks, se cuestionó a “la derecha” por intentar dar el debate sobre los cambios al Código Civil en ese ámbito, mientras “se negaron a darlo en el Congreso”.

Por su parte, otros diputados llamaron a recomponer la situación y recordar cuál era su rol en ese recinto, para el cual fueron votados, y recordar que el episodio bochornoso que estaban protagonizando, quedaría filmado y escrito.

Compartir
?