Revista Qué

25 Nov 2015 | Legislatura

El paquete que se viene

Luego de los comicios nacionales, el PRO tiene por delante la discusión del Presupuesto 2016 y una serie de proyectos candentes atados a intereses inmobiliarios para los que necesita votos de la oposición. Requiere de dos tercios para aprobarlo con la misión de tratarlo antes del recambio legislativo.

Con la llegada del Presupuesto y concluida la coyuntura electoral, el PRO se apresta a encarar en tiempo exprés el paquete de proyectos que Horacio Rodríguez Larreta envió a mediados de este año y que requiere de aceitar las negociaciones con la oposición.

El recambio legislativo es el 10 de diciembre y por lo tanto los dirigentes macristas plantean un tratamiento rápido de la ley de Leyes, sumado a distintos proyectos clave para el Jefe de gobierno electo: la concesión del Autódromo, la venta del Buenos Aires Design y la reloca-lización del Tiro Federal, son los ejem-plos más claros.

Salvo el Presupuesto que se vota por mayoría simple, el resto de las iniciativas requiere de dos tercios de la totalidad de la bancas, según el artículo 82 de la Constitución porteña para transacciones, desafectaciones de dominio público y la disposición de inmuebles de la Ciudad”.

El PRO cuenta en la actualidad con 29 bancas, por lo que está a la caza de los 11 votos restantes. Y, a decir verdad, las conversaciones comenzaron mucho tiempo antes: a principios de año

cuando se bosquejó el reparto de cargos de los entes autónomos.

Como ya explicó Qué, el PRO negoció con el Frente para la Victoria el reparto de las sillas en el Consejo de la Magistratura y en la Auditoría General, una cuestión sensible en medio de un año de recambio legislativo, en el que varios se quedan sin chance de renovar.

Digitado por el influyente operador

peronista y ex presidente del Consejo de la Magistratura, Juan Manuel Olmos, el kirchnerismo acordó una plaza en el organismo judicial y negoció dos bancas en la Auditoría. Todo, con ECO al margen, pese a ser la segunda fuerza en diciembre.

De cara a las próximas dos semanas, Olmos ya comenzó a llamar a varios diputados para pedirles los votos para estos proyectos candentes. “Varios no quieren saber nada, pero el margen de negociación no es amplio y muchos quedaron cercados”, le dijeron a Qué desde el bloque K.

Olmos llamó y ya recibió quejas, así como la negativa a levantar la mano por algu-nos en particular. Pragmático, el ex dipu-tado del Frente para la Victoria suavizó las demandas y los citó en sus oficinas en las cercanías de Plaza de Mayo.

Uno de los proyectos que más ruido hace en el bloque K es la venta del Paseo del Buenos Aires Design en Recoleta, cuestionada como una lesión al patrimonio de la zona y que ya recibió rechazo del Consejo Consultivo de la Comuna 2.

Posicionado como un sector rebelde, los sabbatelistas José Cruz Campagnoli, y Gabriela Cerruti, Pablo Ferreyra, de Seamos Libres, Fernando Muñoz, del monobloque Libera-ción, sumados a Lorena Pokoik y Paula Penacca, ya dijeron que no al proyecto.

el paquete que se vieneLa iniciativa tiene su propósito: los 60 millones de dólares que prevé obtener la Ciudad por la venta, se destinarán para construir la Ciudad Judicial en el sur del distrito, un proyecto del propio Juan Manuel Olmos, en su condición de operador judicial.

Así y todo, es la iniciativa que más rechazo causa. De todas maneras, ninguno ha cortado el diálogo con Olmos, que se apresta a llegar a un entendimiento. No se descarta incluso congelar la iniciativa hasta el año próximo y privilegiar el resto del paquete.

En pos de las críticas que ha desplegado el kirchnerismo, el PRO abrió la discusión de manera informal de un Instituto de Tierras, un ente similar al Organismo Nacional de Administración de Bienes del Estado (ONABE), para explicar el conjunto de la política pública al respecto.

“El PRO te manda por un lado la venta del Buenos Aires Design, por otro, la concesión del Autódromo, y también, diferente, la venta del predio ‘El Dorrego’. No sabemos qué hay en el fondo de todo eso, por eso un ente que centralice todo puede ser una opción”, afirmaron desde el kirchnerismo.

El macrismo admite la viabilidad de la iniciativa pero, por el momento evita hacerla pública, como un as en la manga para los últimos días de negociaciones, de las que hasta el espacio de Lousteau Energía Ciudadana Organizada (ECO) sigue excluido.

De todas las iniciativas candentes, la concesión por 30 años del Autódromo Gálvez es el proyecto que ya tiene guiño para llegar al recinto. Escudado en su número, la Comisión de Presupuesto y Hacienda despachó la semana pasada la iniciativa, luego del aval previo dado por la Comisión de Desarrollo Económico.

De acuerdo al texto del plan, las empresas que intervengan tendrán exenciones impositivas y derecho exclusivo en la explotación de los negocios derivados de la actividad automovilística, además de las propias carreras, las entradas y publicidad que generen.

Diputados del kirchnerismo ya salieron a cuestionar la iniciativa, aunque el espacio ha optado por no participar de las reuniones de comisión en las que se trata el proyecto, en señal de rechazo, de algunos, y como parte de los contactos abiertos, para otros.

El paquete incluye, asimismo, otros proyectos que datan del año pasado como la renovación de la concesión del Bus Turístico, y la cesión al Club de Golf de Lugano de más de 40 hectáreas por 20 años a cambio de becas para alumnos de escuelas públicas.

El paquete es grande y, en un primer momento, el PRO evaluó resignar algunas iniciativas. Pero, con el envión nacional, la situación puede ser otra. “Tienen todas las de ganar”, dijo un peronista resignado.

 

Presupuesto

Apretado por los tiempos, el PRO suspendió las rondas de ministros porteños en la Legislatura porteña de cara al tratamiento del Presupuesto 2016.

Con el recambio legislativo fijado para el 10 de diciembre, Horacio Rodríguez Larreta y el aún hombre fuerte de la Legislatura, Cristian Ritondo, cuentan sólo con dos jueves anteriores como para poder sesionar, lo que comprime los tiempos al máximo.

Dado que la “ley de Leyes” ingresó el 23 de noviembre, el jueves 26 siguiente, queda prácticamente descartado, por lo que el PRO pone todos los cañones para el 3 de diciembre, y la falta de tiempo exige acelerar el tratamiento del proyecto “en una circunstancia excepcional”.

 

El operador del FpV ya levantó el teléfono

El ex diputado K y hasta hace poco presidente del Consejo de la Magistratura, Juan Manuel Olmos, ya llamó por teléfono a los diputados del Frente para la Victoria para pedirles los votos para aprobar los proyectos de Horacio Rodríguez Larreta. Hay resistencias en algunos pero conversaciones abiertas.

 

Bus turístico: otro intento de renovación

La concesión del servicio del Bus Turístico venció en 2013 y desde entonces ha funcionado de manera irregular mediante una prórroga a la UTE que la opera: Derudder Hnos. y Rotamund, vinculadas a la firma Flechabus. El PRO busca desde el año pasado los votos necesarios pero el trámite se empantanó.

En pos de sortear esa dificultad, el macrismo echó mano a la ingeniería legal y habilitó a fines de octubre la extensión de la concesión mediante una resolución para lo que necesita, de esa manera, 31 votos.

Sin embargo, el FpV cuestiona el procedimiento y entiende que debe llamarse a una nueva licitación, para lo que se necesitan 40 votos, dado que la explotación es por más de cinco años.

 

 

Replanteos en torno de la cesión al Arzobispado

La cesión de una veintena de predios al Arzobispado entró en fase de análisis, luego de las críticas que recibió la iniciativa en la Audiencia Pública de la semana pasada.

El centro de debate se dio por una fracción a ceder que pertenece a la Escuela N° 3 Primera Junta y del jardín de infantes Margarita Ravioli.

Ambas instituciones se encuentran al lado de capilla de Caacupé, que ocupa un de 2.447 metros cuadrados. Pero en el proyecto de desafectación, aparece una fracción de 495 m2 que la comunidad educativa denunció como usurpado por la Iglesia para construir el SUM.

El PRO prometió analizar la cuestión y no se descarta avanzar en la eliminación de esa porción del proyecto.

LEA LA NOTA COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA Nº 59 DE QUÉ

Compartir
?