Revista Qué

28 Nov 2012 | TRSPASO DE SUBTES

El Pro apura el debate

El macrismo buscará dar inicio este viernes al debate en comisión del proyecto de ley que regula el traspaso del subte a la órbita de la Ciudad, con la presencia de funcionarios del Ejecutivo porteño que brinden a los legisladores detalles de la iniciativa.

El Pro quiere que el viernes comience el debata por el traspaso de subtes.

Así lo consignaron fuentes del bloque del PRO, quienes precisaron que la Comisión de Obras y Servicios Públicos, encabezada por el macrista Enzo Pagani, será “cabecera de la discusión” que deberá atravesar el proyecto enviado ayer por el Ejecutivo a la Legislatura porteña.

En lo que será una carrera contrarreloj hacia el fin del período de sesiones ordinarias, que en el ámbito de la ciudad termina el 15 de diciembre próximo, el bloque del PRO -que cuenta con 26 legisladores propios- buscará tejer acuerdos para alcanzar los 31 votos que se requieren para la aprobación de la ley.

Por lo pronto, fuentes del macrismo señalaron que evalúan la posibilidad de convocar para este viernes al mediodía a una reunión de comisión en la que serán invitados a participar funcionarios del Ejecutivo, con el fin de que brinden detalles del proyecto enviado por el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri.

En tanto, en diálogo con Télam, el vicepresidente primero de la Legislatura, Cristian Ritondo, advirtió que “si antes del 1 de enero la ley no sale en un 90 por ciento como está, el subte seguirá a cargo del gobierno nacional”.

En este sentido, Ritondo afirmó que el proyecto que ingresó ayer a la Legislatura contiene “las condiciones mínimas para gestionar el subte” y remarcó que, “sólo de gastos corrientes”, el mantenimiento de la red requiere “1.050 millones de pesos por año”.

Entre otros aspectos, la iniciativa prevé tres vías para financiar el funcionamiento de los subtes: una suba en las tarifas de peajes, la incorporación de un monto extra en el valor del litro de combustible, y un aumento en el valor de las patentes para vehículos de alta gama.

Además, incluye la declaración del subte como un “servicio público esencial” y la amenaza de denunciar penalmente a trabajadores que decidan adherir a una huelga.
El texto, compuesto por 80 artículos, establece también que, “en caso de conflictos colectivos que deriven en huelga del personal o de cualquier otro tipo de reclamo colectivo que afecte la prestación del servicio, se deberá garantizar la prestación de servicios mínimos, los cuales no podrán ser inferiores al 90 por ciento de los servicios regulares en horas pico y al 60 por ciento en horas valle”.

En este marco, las críticas opositoras apuntaron tanto a lo que consideran un “impuestazo” y a la intención del macrismo de “cercenar el derecho de huelga” de los trabajadores. Incluso, desde algunos sectores comenzaron a evaluar la posibilidad de plantear la eventual “inconstitucionalidad” de la norma, en caso de que sea aprobada.

El presidente del bloque del Frente para la Victoria en la Legislatura, Juan Cabandié, adelantó que su bancada “obviamente” defenderá “el derecho laboral de los trabajadores del subte” y afirmó que “el derecho a huelga es un derecho legítimo de todos los trabajadores”.

Compartir
Negocios

Papá Noel sale caro

El Gobierno porteño inauguró la quinta edición del Parque Navideño, que ya funciona en el barrio de Palermo y que le...


→ Leer más
?