Revista Qué

6 Nov 2012 | 8N

Entre los votos y las cacerolas

Los diputados porteños otra vez no sesionarán el jueves. En esta ocasión hay dos motivos que los alejan de sus bancas: las elecciones en Estados Unidos y la manifestación del 8N.

Los diputados del Pro acompañarán la manifestación

Algunos diputados del Pro acompañarán la manifestación

Son varios -entre nacionales y porteños- los legisladores de diversos partidos que viajaron a Estados Unidos para oficiar como veedores del proceso electoral invitados por la Fundación Diálogo Argentino Americano, la Universidad de Georgetown, la Fundación Centro de Estudios Americanos, Fundación Universitaria del Río de la Plata (FURP).

Los locales que pospusieron la sesión para no perderse la oportunidad de ir a Norteamérica son: los peronistas Alejandro Amor, María José Lubertino y Claudio Palmeyro; Maximiliano Ferraro de la Coalición Cívica; María América González, de Buenos Aires para Todos; Juan Pablo Arenaza (Unión por Todos) y los macristas Martín Ocampo, Victoria Morales Gorleri, Daniel Lipovetzky, Raquel Herrero, Diana Martínez Barrios, Enzo Pagani, José Luis Acevedo, Helio Rebot, Gabriela Seijo. A estos últimos se sumó el ex legislador Martín Borrelli.

Pero los que se quedan tampoco sesionarán. Muchos de ellos aprovecharán la ocasión para tomar sus cacerolas y manifestarse en contra del modelo kirchnerista.

Revista Qué consultó con los diputados del Pro acerca de su postura frente al reclamo y si participarán del mismo.

Varios de ellos aseguraron que fueron al cacerolazo de septiembre y que irían al próximo, pero viajaron a Estados Unidos. Entre ellos Victoria Morales Gorleri, Helio Rebot y Diana Martínez Barrios.

Ocampo, que también está en norteamérica, le conto a esta revista “que le parece muy bueno y sano para la construcción de un país que la gente se manifieste políticamente cuando no está de acuerdo con las políticas gubernamentales”. Además agregó que “estos hechos, al contrario de la postura del kirchnerismo, enriquecen el debate, ya que el pueblo se transforma en un actor activo de la construcción política”.

Por su parte, Rogelio Frigerio manifestó que asistirá y que “considera que es necesario que el gobierno no haga oídos sordos a los reclamos de la sociedad. Negar los problemas sólo lleva a perder enormes oportunidades”.
El diputado Alejandro García indicó que “es probable que vaya, pero no como una manifestación política, sino como un ciudadano común y corriente”.

Con ese mismo argumento se expresaron los legisladores Marta Varela y Jorge Garayalde. Ambos recalcaron el hecho de que no van en representación de un partido político sino como ciudadanos comunes y corrientes.

En el caso de Garayalde, subrayó que “no se trata de un movimiento orgánico” que asistirá en conjunto al cacerolazo y aclaró que él concurrirá sólo con sus colaboradores.
Lo cierto es que si bien no hay una organización partidaria, su líder, Mauricio Macri, llamó a acompañar el cacerolazo al afirmar. Fue durante un acto partidario en Lanús cuando el jefe de Gobierno expresó: “Quiero decirles que el 8N nos representa como argentinos y como hombres libres que queremos vivir mejor, con respeto, con tolerancia y poniendo la energía en construir y no en agredir”.

Ya sea por pasar unos días en los Estados Unidos –dado que varios se quedan alrededor de una semana- o por manifestarse con sus cacerolas, los diputados no concurrirán al recinto. De esta manera, ya suman 11 jueves en lo que va del año que los dirigentes no ocupan sus bancas, de las 42 que, se supone, lo deben hacer.

Compartir
?