Revista Qué

30 Dic 2016 | autonomía en la ciudad

Envían el nuevo Código Electoral

El Ejecutivo porteño envió a la Legislatura un proyecto para reglamentar todo el proceso electoral de la Ciudad donde propone, en su artículo primero, la conformación de la Agencia de Gestión Electoral. Su función será coordinar con las demás autoridades públicas, “aunque sin sujeción a directivas, instrucciones ni condiciones que se impartan o establezcan por […]

El Ejecutivo porteño envió a la Legislatura un proyecto para reglamentar todo el proceso electoral de la Ciudad donde propone, en su artículo primero, la conformación de la Agencia de Gestión Electoral. Su función será coordinar con las demás autoridades públicas, “aunque sin sujeción a directivas, instrucciones ni condiciones que se impartan o establezcan por sujetos ajenos a su estructura”, dejando establecido que las decisiones que emita en materia electoral “sólo podrán ser revisadas judicialmente”.

codigo

La misión prevista para esta futura Agencia será la de “entender en la administración de los procesos electorales regidos por el Código Electoral de la Ciudad”, cuyo encuadramiento es parte de la misma propuesta legislativa.

A la hora de describir las competencias, enumera que organizará y administrará el proceso electoral; aprobará el cronograma electoral; distribuirá el aporte público para el financiamiento de las agrupaciones políticas y el espacio en los medios de publicidad de campaña previstos en el Código Electoral; programará y ejecutará las actividades logísticas y de aprovisionamiento de materiales para el correcto funcionamiento del proceso electoral y registrará y autorizará a los/as apoderados/as que las agrupaciones políticas designen para cada acto electoral.

Además establecerá los lugares de votación; administrará y actualizará los Registros de Proveedores de Campaña, Proveedores de Tecnologías y los que le sean asignados por las demás leyes y designará a las autoridades de las mesas receptoras de votos.

También deberá organizar el debate público de candidatos o candidatas a Jefe de Gobierno y Miembros de Juntas Comunales, en coordinación con el Consejo Consultivo de Partidos Políticos.

Entre otras responsabilidades deberá organizar el escrutinio provisorio y desarrollar las actividades de recolección, procesamiento, totalización y difusión del recuento de escrutinio provisorio

Este proyecto contiene un anexo en donde se fija el propio Código Electoral de la Ciudad, estableciendo los principios y disposiciones generales para la elección de Jefe/a de Gobierno, Vice Jefe/a de Gobierno, Diputados/as, Miembros de Juntas Comunales y convencionales constituyentes”

En la descripción de los principios generales de este Código Electoral de la Ciudad se propone atender, en primer lugar, la transparencia del acto eleccionario, buscando que todas las etapas del proceso electoral se desarrollen velando por Ia publicidad y difusión del mismo.

Otro de los principios esgrimidos es el de equidad, relacionado con las agrupaciones políticas, en virtud de garantizar que aquellas que cumplan con los requisitos y exigencias previstas en el futuro Código tengan derecho a participar del proceso electoral en condiciones de igualdad a otras semejantes.

Se menciona también el principio de igualdad del voto, en los términos del artículo 62° de Ia Constitución porteña; el principio de autonomía de la propia Ciudad en cuanto a su régimen de gobierno, legislación y jurisdicción, constituyéndose en un distrito electoral único y el principio de paridad de género, garantizando Ia igualdad real de oportunidades y trato de varones y mujeres en Ia participación política para todos los cargos públicos electivos de órganos colegiados de Ia Ciudad.

Este proyecto de Código mantiene en el Poder Ejecutivo la potestad de convocatoria electoral, dejando a su criterio el poder adherir al régimen de simultaneidad de elecciones pudiendo, en caso de considerarlo necesario, suscribir acuerdos pertinentes a efectos de celebrar los comicios en Ia fecha prevista para las elecciones Nacionales, utilizando un sistema de emisión del sufragio distinto al vigente a nivel nacional.

Una vez aprobada la norma será la Agencia de Gestión Electoral, con potestades administrativas en materia electoral, y el Tribunal Superior de Justicia y Tribunal Electoral, a cargo de las funciones jurisdiccionales, con la atribución de realizar un control judicial suficiente sobre todo el proceso electoral, quienes tengan la facultad y responsabilidad de garantizar todo el proceso eleccionario.

Un proceso eleccionario que se deglosa en Elecciones Primarias, con la selección de candidatos/as mediante las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias, reguladas por el Código propuesto y elecciones Generales, que implican los comicios realizados para la elección de Jefe/a de Gobierno, Diputados/as y Miembros de Junta Comunal.

Previéndose una Segunda Vuelta, para la elección definitiva convocada en el caso que en la elección general ninguna fórmula de Jefe/a y Vicejefe/a de Gobierno obtuviera la mayoría absoluta de los votos afirmativos emitidos.

En un segundo apartado del proyecto se fijan las condiciones para ser electores o electoras, es decir quienes están con derecho a emitir el voto durante el acto eleccionario, manteniendo los requisitos vigentes, mencionando la conformación de los padrones provisorios y definitivos.

En la propuesta de la norma elevada a la Legislatura se encuentra la mención de las divisiones territoriales, que implica el reconocimiento de cada Comuna en que se divide Ia Ciudad, la cual constituye una Sección, que llevará el nombre de Ia Comuna con Ia cual se identifica.

A esto se le suman los Circuitos, que son subdivisiones de las Secciones, y que agruparán a los/as electores/as en razón de Ia proximidad de los domicilios. Se menciona que en Ia formación de los circuitos se tendrá en cuenta las distancias entre el domicilio de los/as electores/as y los lugares donde funcionan las mesas receptoras de votos.

Entre las facultades de la Agencia a crearse estará la de, en caso de considerarse necesario, modificar los limites de los circuitos en cada Sección, debiendo sus autoridades presentar un anteproyecto de demarcación de los circuitos en los que se divide Ia Ciudad.

Un artículo del nuevo Código menciona la obligatoriedad de la realización de un debate público entre candidatos/as a Jefe/a de Gobierno, el cual deberá realizarse al menos con quince (15) días corridos de antelación a las elecciones generales.

Fijando que, en caso de realizarse una Segunda Vuelta electoral, Ia Agencia de Gestión Electoral convocará a los/as candidatos/as a ocupar el cargo de Jefe/a de Gobierno de las dos (2) formulas más votadas, a participar de un debate de Segunda Vuelta, el que se realizara dentro de los diez (10) días corridos anteriores a Ia fecha de la elección.

También los candidatos/as a miembros de Juntas Comunales deberán afrontar la instancia de debate, debiendo la Agencia de Gestión Electoral convocar al/la primer/a candidato/a de cada lista oficializada a participar de un debate público en su respectiva Sección.

En este caso, el debate electoral será realizado con al menos siete (7) días corridos de antelación a las elecciones generales.

Además, se deberá garantizar la transmisión en directo por todos los medios públicos audiovisuales y digitales de Ia Ciudad, cuyas señales serán puestas a disposición de todos los servicios de comunicación audiovisual públicos o privados del país que deseen transmitir el debate de manera simultanea, en forma libre y gratuita, debiendo contar con mecanismos de accesibilidad tales como lenguaje de señas, subtitulado visible y oculto, o cualquier otro que pudiera considerarse propicio a tal fin.

En el capítulo referente a la incorporación de tecnologías al proceso electoral se fija que “la ciudad de Buenos Aires podrá incorporar tecnologías electrónicas en el proceso electoral, bajo las garantías reconocidas en Ia Constitución de Ia Ciudad” y del mencionado propio Código.

Para esto se deberá tener en cuenta los siguientes procedimientos: “Producción y actualización del registro de electores/as. 2) Oficialización de candidaturas. 3) Capacitación e información. 4) Identificación del Elector 5) Emisión del voto. 6) Escrutinio de sufragios. 7) Transmisión y totalización de resultados electorales”, todo con el acompañamiento de procesos de auditoría y certificación en tecnologías.

De esta manera, se cumplió con el compromiso de presentar el producto final de las mesas de “Dialogando Buenos Aires” (programa por el cual se realizaron diferentes mesas de diálogo en torno a la temática) para que ni bien se restablezca la actividad parlamentaria en febrero 2017, comience con su tratamiento.

Además, el Ministerio de Gobierno, a cargo de Bruno Screnci, logró un segundo objetivo que fue la sanción de una nueva Ley de Acceso a la Información.

Compartir
?