Revista Qué

18 Nov 2015 | Presupuesto 2016

Evalúan suspender las rondas de ministros

En el PRO están convencidos que los tiempos no dan para que los ministros de Macri vayan a defender el Presupuesto de Larreta. Señalan que no es una obligación jurídica e incluso analizan convocar a una sesión especial. La fecha estimada es el 3 de diciembre.

Apretado por los tiempos, el PRO evalúa suspender las rondas de ministros porteños en la Legislatura Porteña de cara al tratamiento del Presupuesto 2016 que se prevé que ingrese recién la semana próxima, una vez transcurrido el balotaje del próximo domingo.

Con el recambio legislativo fijado para el 10 de diciembre, Horacio Rodríguez Larreta y el aún hombre fuerte de la Legislatura, Cristían Ritondo, cuentan sólo con dos jueves anteriores como para poder sesionar, lo que comprime los tiempos al máximo.

Dado que “la Ley de Leyes” ingresará como temprano el 23 de noviembre, el jueves 26 siguiente, queda prácticamente descartado, por lo que el PRO pone todos los cañones para el 3 de diciembre, y la falta de tiempo exige acelerar el tratamiento del proyecto “en una circunstancia excepcional”, aclaran.

Legislatura porteña

“Que los ministros vengan a defender el presupuesto de su jurisdicción es una costumbre, no una obligación jurídica. Sí van a venir funcionarios del Ministerio de Hacienda a explicar el proyecto pero es díficil que lo haga cada Ministro”, le afirmaron a RevistaQué.com

En efecto, las rondas de ministros programadas de antemano suele ser un ámbito de debate en el que los legisladores opositores aprovechan para disparar distintos cuestionamientos sobre la ejecución del ejercicio vigente y las proyecciones para el año entrante.

Imbuido del clima electoral, el PRO decidió ignorar la cláusula constitucional que lo obliga a presentar el Presupuesto antes del 30 de septiembre. Primero dejó trascender que lo haría luego de las elecciones Generales y días atrás reconoció que lo hará después de la segunda vuelta, como anticipó este medio. 

Esa jugada le imprime acelerar los tiempos. Incluso, a sabiendas que la oposición puede quejarse de la falta de tiempo, en el PRO no descartan que pueda haber una sesión especial antes del 10 de diciembre, si es que no se llega a haber un consenso para tratarlo el 3.

Habrá una explicación en la Comisión de Presupuesto por parte del Ministro de Hacienda, Néstor Grindetti, o de Martín Mura, subsecretario de Gestión y Administración Financiera de la cartera, que ya explicó este año la ampliación presupuestario de más de 4 mil millones de pesos.

Sin embargo, y pese al clima electoral la oposición nunca le perdonó la demora del Presupuesto. El Frente para la Victoria concentró varias firmas de otros opositores y le mandó una carta a Mauricio Macri exigiéndole el rápido envío del proyecto. En tanto, ECO le requirió explicaciones a la Presidencia de la Legislatura.

En medio de las dilaciones y la falta de respuestas oficiales, la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ) presentó un recurso de amparo para que se presente de inmediato el Presupuesto y señaló que la violación de su plazo constitucional “lesiona el derecho a la información y a la participación”.

“Es un año atípico”, entienden en el PRO. Sin embargo, desde la oposición se agiganta la idea que el proyecto a enviar supone un aumento de impuestos del ABL, cuya difusión en el transcurso de una reñida contienda electoral puede generar una ola de críticas opositoras.

El tiempo no es el único tema a resolver, también el espacio. Terminado el balotaje, las urnas de la Ciudad de Buenos Aires irán a la Legislatura Porteña y ocuparán salones de exposiciones, que limitan la disponibilidad para uso legislativo. Ese tema, tampoco está claro.

 

Compartir
?