Revista Qué

3 Sep 2015 | Se debe discutir en audiencia pública

Aprueban ceder inmuebles a la Iglesia

Con 47 votos positivos, 4 negativos y 3 abstenciones, los diputados porteños convalidaron la cesión de una una veintena de inmuebles al Arzobispado de Buenos Aires. Bodart estimó que se trata de terrenos de 15 millones de dólares y Rachid cuestionó la cesión en vez de atacar la “crisis habitacional”.

Con el grueso respaldo de los interbloques del Frente para la Victoria y de ECO, el PRO logró aprobar por 47 votos la cesión de propiedad una veintena de inmuebles al Arzobispado de Buenos Aires, aunque sobre la hora tuvo que excluir algunos en pos del consenso.

Se trata de distintos predios que en la actualidad la Iglesia Católica ya ocupa y que ahora pasa a tener el título de propiedad a condición de que sean utilizados para fines sociales y religiosos, lejos de cualquier intención de lucro. La votación, en general terminó en 47 votos positivos, 4 negativos

En efecto, en el proyecto original hay dos inmuebles más como el de la Parroquia Dulcísimo de Saavedra en la que se demostró que se utilizan distintos predios para campeonatos de futbol pagos lo que generó encono en la oposición.

La iniciativa, de todos modos, volvió a exponer –como en el caso de la ampliación presupuestaria– al FpV, donde la diputada María Rachid, referente de la Mesa nacional por la Igualdad, se opuso desde el principio y cuestionó el rol de la iglesia católica, y a ECO, donde el Partido Socialista Auténtico, se opuso a la cesión de propiedad, y criticó la falta de otra alternativa.

legislatura 2Los predios que quedaron son para la Parroquia de Loreto, la Sagrada Eucaristía, Virgen de Caacupé, la capilla de Copacabana, y la Parroquia de Santa Teresita, entre otros. Seis del total de los predios pertenecen al Instituto de la Vivienda (IVC), algo que cuestionó Rachid en relación a la “crisis habitacional” que existe en la Ciudad.

El Frente de Izquierda (FIT), el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) y kirchnerista Rachid fueron los tres diputados que se opusieron a la iniciativa. En tanto, el Partido Socialista Auténtico y Verde al Sur, un legislador radical se abstuvo en la votación.

En resumen, votaron en contra: María Rachid (FpV), Gabriela Cerruti (NE), Marcelo Ramal (FIT) y Alejandro Bodart (MST). En tanto, se abstuvieron Pablo Bergel (Verde al Sur), Adrián Camps y Virginia González Gass (PSA), y el dirigente radical y presidente del bloque SUMA +, Hernán Rossi.

“Le cedemos terrenos a una institución que en la actualidad desde esos lugares los usa abiertamente para condenar a los que usan preservativos y métodos anticonceptivos, a los que se divorcian, a los gays, las lesbianas, a la comunidad trans y a los que militan por el derecho al aborto”, disparó Rachid.

Se trata de una ley de doble lectura. La Legislatura Porteña dio la aprobación inicial, aunque resta que la cuestión se trate en audiencia pública y que los diputados vuelvan a votarla en el recinto, un trámite que llevará su tiempo. “Trabajaremos para que no se apruebe en la audiencia”, declaró Rachid al término  de la sesión.

“Estoy segura que la gran mayoría de los porteños estarán de acuerdo en usar estos predios para escuelas y hospitales y satisfacer las necesidades sociales”, enfatizó en la sesión antes que la presidenta de su bloque, Gabriela Alegre, tomara la palabra para defender la iniciativa.

A favor de la iniciativa, quienes tomaron la palabra desestimaron las críticas y fundamentaron la cesión en la “labor social” que desarrolla la Iglesia Católica en sectores de “vulnerabilidad”. “Sería hipócrita negar que el Estado no ha llegado a esos lugares donde sì ha llegado la Iglesia”, afirmó la macrista Victoria Morales Gorleri.

En tanto, el diputado Alejandro Bodart, referente del MST – Nueva Izquierda pronunció un discurso crítico de la cesión y apuntó contra la alteración del principio de la libertad al privilegiar a una sola opción religiosa. “Éste es otro escandalete porque se trata de terrenos que pertenecen a todos los porteños y los estamos regalando”, afirmó. Según estimó se trata de un terreno de 30 mil metros cuadrados aproximadamente cuyo valor calculó en 15 millones de dólares.

Y, al mismo tiempo, pidió que la cuestión de inmuebles no se trate con distintas varas. “A los ocupantes del Barrio Papa Francisco los estigmatizaron y los desalojaron y ahora se le cede terrenos a la Iglesia de manera gratuita por espacios que ya ocupan”.

El legislador del MST dijo que con los recursos de ese terreno se podría llegar construir las “33 escuelas que faltan en la zona sur”. “Regalarlo así es vulnerar derechos”, apuntó.

Por otro lado, el diputado K Jorge “Quito” Aragón no se privó de hablar. El referente de la Corriente Martín Fierro pidió dejar “un precedente” con esta votación. “Pido que de la misma manera se pueda ceder todas las tierras al conjunto de los villeros antes de que termine mi mandato”.

Compartir
Negocios

Papá Noel sale caro

El Gobierno porteño inauguró la quinta edición del Parque Navideño, que ya funciona en el barrio de Palermo y que le...


→ Leer más
?