Revista Qué

19 Nov 2015 | Inspecciones

Larreta busca darle más poder a la AGC

Ciudad envió a la Legislatura un proyecto para centralizar en el organismo que hoy conduce el cuestionado Juan José Gómez Centurión las tareas de fiscalización en materia laboral, que desarrollan inspectores independientes. Ya desató polémica.

A poco de retirarse del gobierno de la Ciudad, Mauricio Macri envió un proyecto para dotar de mayores competencias a la cuestionada Agencia Gubernamental de Control en detrimento de la Autoridad Administrativa del Trabajo, que le sabido generar varios dolores de cabeza.

En efecto, la iniciativa –que ingresó a la Legislatura el 11 de noviembre- prevé la transferencia a la cartera que conduce hoy Juan José Gómez Centurión de la fiscalización, prevención y control del cumplimiento en materia laboral de las normas de seguridad e higiene y las cláusulas de los convenios colectivos de trabajo.

En la actualidad, esas funciones forman parte de la Autoridad Administrativa del Trabajo cuyas funciones son asumidas por la Subsecretaría de Trabajo, a cargo de Ezequiel Sabor, en la que se encuentran el cuerpo de Inspectores de Trabajo, que son independientes, y que pueden actuar de oficio.

“La transferencia que se propone permitirá la programación de las fiscalizaciones en un único organismo, unificando el accionar inspectivo teniendo en miras el interés público comprometido y una gestión inteligente de la administración pública”, se afirma en los fundamentos de la iniciativa, firmada además por Larreta y el ministro de Desarrollo Económico, Francisco Cabrera.

Sin embargo, desde el cuerpo de inspectores salieron al cruce de la iniciativa. “Con la excusa de centralizar los controles en la AGC, Macri oculta su intención de desmantelar el único cuerpo de inspectores profesionales e independientes que tiene la Ciudad”, afirmó el inspector Edgardo Castro, que denunció connivencia del gobierno porteño con ciertas al momento de hacer los controles.

El proyecto implica cambios en el Código de Habilitaciones y Verificaciones y manifiesta que, en general, permitirán la “programación de las fiscalizaciones en un único organismo, unificando el accionar en un único organismo teniendo en miras el interés público comprometido y una gestión inteligente de la administración pública”.

“El mismo Jefe de Gobierno que vetó más de 100 leyes ahora impulsa una ley absolutamente inconstitucional, con la que ya fracasó en 2 ocasiones, que de aprobarse sería una aberración jurídica que dejaría en un estado de indefensión al conjunto de los trabajadores de la ciudad y daría vía libre a los mecanismos clandestinos de trabajo”, cuestionó Edgardo Castro.

larreta agc

En rigor, la inspección ha sido uno de los problemas que más problemas le ha traído dolores de cabeza a Mauricio Macri, e incluso, la Legislatura aprobó hace poco un pedido de informes al titular de la AJC; Juan José Gómez Centurión, para que rindiera cuentas de su funcionamiento

Las presuntas irregularidades no detectadas del depósito de la firma Iron Mountain incendiado con planes de evacuación aprobados por la AGC, sumado a el incendio de un taller clandestino en Flores en el que murieron dos niños y nunca inspeccionado pese a una denuncia, pusieron este año su gestión bajo la lupa. De hecho, la oposición pidió su interpelación en reiteradas oportunidades.

Asimismo, las razones de Larreta para avanzar en este cambio pueden encontrarse en las críticas que han surgido desde el cuerpo de inspectores sobre la supuesta connivencia del GCBA con ciertas empresas. De hecho, el propio Edgardo Castro manifestó a los medios que inspección y pidió la clausura de Iron Mountain en 2008.

No obstante, y pese a que en ciertos sectores del PRO hubo autocríticas por lo bajo, Horacio Rodríguez Larreta siempre defendió la gestión del organismo.

Compartir
?