Revista Qué

8 Dic 2014 | Presupuesto 2015

Las disputas entre el FpV y el PRO

El oficialismo cuenta con mayoría en el recinto y espera contar con la abstención de UNEN para convertir en ley el proyecto. El diputado Fuks quiere que se hagan cambios en el tipo de cambio y la partida en publicidad, entre otros puntos.

La Constitución de la Ciudad estipula que este jueves comience a tratarse el Presupuesto 2015 en la Legislatura porteña, de acuerdo al proyecto girado por el PRO, luego de haberse tratado en las distintas comisiones a principios de noviembre.

Ahora, los bloques podrán hacer objeciones y plantear modificaciones. En este marco, el diputado y vicepresidente del bloque del Frente para la Victoria, Gabriel Fuks, estimó muy difícil de votar el Presupuesto 2015 si no se aplican cambios que abarcan desde el reajuste de previsión de deuda y contrato, hasta la reducción en gastos de propaganda, reasignando fondos en Vivienda Social, Urbanización y Educación, “prioridades”, sostuvo, que “debe resolver el Ejecutivo de la Ciudad”.

Bloque-FpV

Con el fin de evaluar la posibilidad de acompañar la aprobación del presupuesto 2015, Fuks expresó la necesidad de hacer modificaciones: en particular, en la estimación del tipo de cambio, en los servicios técnicos y profesionales, y en la partida asignada para la publicidad. Los números estimados, conllevan una reducción presupuestaria y liberan un monto aproximado de 3 mil millones de pesos, que -según indica el legislador-, se deberían destinar a la vivienda social, urbanización en sectores más vulnerables, educación, comunas, empresas recuperadas, entre otros.

“Estimo que será muy dificil acompañar el proyecto de Presupuesto 2015 si el PRO no acepta reajustar las previsiones de deuda y contratos como la reducción de gastos en publicidad, para reasignar ese dinero a aquellos temas que son prioritarios a solucionar en la Ciudad como lo es la Educación, Vivienda Social y el cumplimiento de las leyes de Urbanización pendientes, como la Ley 1770”, declaró el vicepresidente del bloque kirchnerista.

Con respecto a la estimación del tipo de cambio en la moneda, Fuks señaló que “lamentablemente mal asesorados por los Sturzenegger y los Malconián, el PRO elaboró un presupuesto devaluacionista que preveía un dólar de $10 a fin de este año y de $12,5 en junio de 2015. Por suerte ni esto, ni todos los apocalípsis se cumplieron, con lo cual el Pro debería reasignar los más de 600 millones de pesos que había previsto como colchón para su campaña electoral”. “Los servicios técnicos y profesionales del Presupuesto de la Ciudad Autónoma sufren un aumento del 39 % con fuerte incidencia de contratos especialmente en el área de Jefatura de Gabinete de la Ciudad, escondiendo un gasto electoral evidente”, señaló el legislador kirchnerista.

El proyecto macrista estima un gasto de 85.000 millones para el año próximo, en el cual la inversión en viviendas sigue sin ser una prioridad, al igual que las comunas, sin un presupuesto propio.

Actualmente, el PRO es el bloque que tiene mayoría en el recinto, aunque esto no le es suficiente para aprobar el proyecto. Se espera que UNEN se abstenga, como ya lo hizo el año pasado, y el macrismo convierta en ley la iniciativa.

Compartir
?