Revista Qué

16 Ago 2017 | Premio Emar Acosta

Legisladoras PRO distinguidas en el Senado

Las legisladoras porteñas del oficialismo, Claudia Calciano, Carolina Estebarena y Natalia Persini fueron distinguidas en el Senado de la Nación, en el marco de los premios EMAR ACOSTA, al Liderazgo Sustentable Femenino en la Función Pública. Las diputadas Claudia Calciano (Partido Fe), Carolina Estebarena (Unión por la Libertad) y Natalia Persini (PRO) recibieron una distinción en […]

Las legisladoras porteñas del oficialismo, Claudia Calciano, Carolina Estebarena y Natalia Persini fueron distinguidas en el Senado de la Nación, en el marco de los premios EMAR ACOSTA, al Liderazgo Sustentable Femenino en la Función Pública.

Las diputadas Claudia Calciano (Partido Fe), Carolina Estebarena (Unión por la Libertad) y Natalia Persini (PRO) recibieron una distinción en el marco de los premios EMAR ACOSTA,  que busca impulsar el empoderamiento de la mujer, y en especial, y reconocer el trabajo en el ejercicio público y político. Además de otorgarle a la mujer la voz poderosa en los ámbitos locales y nacionales, es una forma de darle visibilidad a la necesidad de trabajar en la diversidad de género.

El premio Emar Acosta que recibió Graciela Camaño, es impulsado por la Fundación Ecomujeres y por la Fundación Crisis Global con el auspicio de la Unión Europea en Argentina. El mismo busca obtener un mayor impacto en las políticas y los estándares sobre la condición jurídica y social de la mujer.

Además de visibilizar la necesidad de trabajar en la diversidad de género.Otorgar a las mujeres una voz poderosa en los ámbitos locales y nacionales.

En ese marco, la legisladora Claudia Calciano señaló: “Patrocinar el Premio ‘Emar Acosta’, constituye una acertada manera de potenciar la presencia y la visibilidad en Argentina de los compromisos para reconocer la diversidad de género y el liderazgo sustentable de las mujeres en la participación pública y política argentina”.

Cabe recordar que Emar Acosta nació en 1900 en La Rioja y se convirtió en la primera mujer matriculada en el Foro de Abogados de San Juan y llegó a ser jueza de esa provincia. En 1934, se convirtió en diputada, y fue la primera mujer en acceder a una banca legislativa en la provincia de San Juan, en Argentina y en América Latina.

Su nombramiento trascendió lo regional y fue reflejado por la prensa mundial, incluyendo el New York Times, que la colocó en la portada con los personajes más célebres del momento: Roosevelt y Stalin.

Su labor se centró en la lucha por el salario y el trabajo obrero, la salubridad pública y la reforma de los códigos provinciales, en vista de reparar las necesidades y derechos naturales de la mujer. A la vez, propició la construcción de viviendas y hogares obreros, la adquisición de un consultorio médico ambulante y la formación del Fondo de la Industria para permitir trabajos en distintos oficios en la cárcel pública y casa de corrección.

 

Compartir
?