Revista Qué

21 Nov 2016 | PRESUPUESTO 2017

Los pedidos de la oposición

Los diferentes bloques en la Legislatura porteña tienen una visión similar sobre el Presupuesto 2017. Consideran que es buena la inversión que habrá en infraestructura (por la urbanización de villas) y en materia de seguridad (por la nueva Policía de la Ciudad). Sin embargo, critican la falta de inversión para infraestructura escolar, falta de eventos […]

Los diferentes bloques en la Legislatura porteña tienen una visión similar sobre el Presupuesto 2017. Consideran que es buena la inversión que habrá en infraestructura (por la urbanización de villas) y en materia de seguridad (por la nueva Policía de la Ciudad). Sin embargo, critican la falta de inversión para infraestructura escolar, falta de eventos culturales para los barrios, carencia de promoción de empleo, entre otras falencias.

Presupuesto Legisladores #110

En diálogo con Qué, el presidente de Suma+, Hernán Rossi, expresó que desde su bloque van a plantear que haya “subas en las partidas de las cooperadoras escolares, sobre todo en programas hacia el interior de los ministerios porque, más allá de los recursos que se destinen a cada cartera, la verdad es que también tenemos diferencias en torno a cómo se distribuye en los distintos programas al interior de cada ministerio”. Para ello, citó un ejemplo: “Suben los grandes eventos masivos y baja el presupuesto para cultura en los barrios”.

Por otro lado, desde el Frente para la Victoria, que dirige Carlos Tomada, hacen hincapié en el aumento de los gastos para el próximo año, que ascienden a 178 mil millones de pesos. Señalan que es la primera vez que el Gobierno “reconoce el déficit de vivienda y aumenta significativamente el presupuesto, en especial por los proyectos de urbanización de villas”.

Sin embargo, aclaran: “Queda la duda de la capacidad de ejecución ya que, a mitad de este año, el IVC había ejecutado sólo el 20 % de su presupuesto vigente”.

Entre las incorporaciones que van a requerir para el presupuesto, desde el FpV indican que están “pidiendo que fortalezcan las áreas dedicadas a la lucha contra la violencia de género. En educación, vamos a solicitar mucho más presupuesto para infraestructura escolar. Además, queremos que mejoren el presupuesto para la cultura, en especial de los centros culturales barriales”. En materia de empleo, exigen “políticas activas de empleo frente al crecimiento del desempleo”.

En tanto, Marcelo Ramal, del Frente de Izquierda de los Trabajadores, expresó tres cuestiones que considera importantes en el Presupuesto 2017: “Hay un tarifazo muy fuerte en el ABL, duplicando la pauta de inflación en los presupuestos; hay ajustes en algunas áreas para hacerle lugar al incremento del gasto en seguridad”. En tercer lugar, señaló que “la Ciudad va a seguir soportando graves problemas de infraestructura escolar, graves problemas de déficit habitacional y en obras que son necesarias y que no se hacen, como la mitigación de las reitera-das inundaciones en la zona norte”.

Por su parte, desde la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro aseveró a este medio que no han tomado una decisión de “acompañar o no al presupuesto, ya que desde el bloque tenemos una mirada crítica en relación a lo que tienen que ser las áreas y las políticas prioritarias para el Gobierno de la Ciudad en materia educativa”, y agregó que “hay una merma muy importante en el presupuesto educativo, que llegó a tener el 27 por ciento; el año pasado fue del 21,5 %, y hoy es del 18,5 % del total del presupuesto. Eso nos preocupa conjuntamente con otras áreas que, para la Coalición Cívica, son centrales, así que veremos si parte de ese presupuesto es finalmente modificado”.

Asimismo, Ferraro señaló que van a proponer modificaciones, “aunque no sabemos si el oficialismo las va a to-mar”, y afirmó: “Pero vamos a mantener nuestra postura histórica en el tema presupuesto, que es abstenernos”.

Graciela Ocaña, presidenta del bloque Confianza Pública, fue sumamente cautelosa al ser consultada por el presupuesto para 2017 y, en ese sentido, señaló a Qué: “Aún estamos analizando cada una de las leyes y algunas modificaciones que queremos proponer; en base a eso, veremos nuestra decisión”. Para Graciela Ocaña, “el presupuesto se va modificando hasta el minuto en que efectivamente entra acá en el recinto, así que lo seguiremos analizando”.

Respecto al endeudamiento para la Ciudad, Ocaña expresó que “tiene que ver con la ejecución de obras, de manera que resulta algo lógico. Yo no soy, de por sí, contraria al endeuda-miento. No tengo inconvenientes con que ese dinero vaya a obras públicas orientadas a la transformación de la Ciudad”, pero aclaró: “Sí me opongo al endeudamiento con el fin de financiar gastos corrientes.”

“Para que se sancione el presupuesto, basta con que se abstengan algunos diputados y así favorecer la sanción por mayoría simple”, destacó a Qué el legislador Adrían Camps.

El PRO no tendría problema alguno para contar con la Ley de leyes de 2017, aunque sí deberá atender demandas de la oposición.

LA NOTA COMPLETA EN LA EDICIÓN #110 DE REVISTA QUÉ

Compartir
?