Revista Qué

10 Jun 2016 | Legislatura

Nueva división y crisis en el seno del FPV

La Agencia de Bienes volvió a poner en crisis al bloque del Frente para la Victoria en la Legislatura porteña. Tal como se especulaba, el espacio votó de manera diferenciada la controversial normativa, lo que puso en la unidad y fin la calma que hasta ahora reinaba.

La Agencia de Bienes volvió a poner en crisis al bloque del Frente para la Victoria en la Legislatura porteña. Tal como se especulaba, el espacio votó de manera diferenciada la controversial normativa, lo que puso en duda la unidad y la calma que hasta ahora reinaba.

bloque K

Este jueves, los doce diputados del Frente bajaron al recinto varios minutos después de haberse iniciado la sesión ordinaria. Primero, lo hicieron quienes luego votarían a favor: María Rosa Muiños, Silvia Gottero y Claudio Heredia. Poco después, ocuparon sus bancas los legisladores restantes.

Fue la señal que confirmó las sospechas. El FPV iba a votar diferenciado. Así luego lo manifestó el propio Carlos Tomada, jefe de bloque: “Nuestro bloque a partir de miradas divergentes y coincidentes dará libertad de acción, Habrá votos de rechazo y de acompañamiento. Hay falta de información y están flojos los antecedentes de este gobierno en la materia. El destino del Tiro Federal debía ser repensado y el Parque de la Innovación abre la puerta a un negocio y no resulta clara su función social”, dijo Tomada.

“Hemos trabajado pero quedamos lejos de la ley que merecemos todo con una política urbana más inclusiva”, sostuvo y reiteró “habrá diferentes votos, algo que les pasa y les seguirá pasando a todos los frentes y alianzas”.

Así, como dio cuenta RevistaQué.com, quedaron dos bandos diferenciados. El kirchnerismo duro, mayoría: en el que se cuentan Paula Penacca y Javier Andrade (La Cámpora), los sabbatelistas José Campagnoli y Andrea Conde, Lorena Pokoik (Unidos y Organizados), Magdalena Tiesso (Peronismo Militante) y Pablo Ferreyra (Movimiento Proyecto Popular).

Enfrente de los rebeldes está el sindicalismo: María Rosa Muiños, del riñón de Santa María y esposa de Juan Manuel Olmos; Claudio Heredia, hombre de Andrés Rodríguez (UPCN); y Silvia Gottero, mujer del sindicalista del tabaco, Osvaldo Digón y dirigente del PJ. Esta vez, la diferencia la hizo Gabriel Fuks, quien junto con Carlos Tomada, se abstuvo.

La Agencia de Bienes generó dos cimbronazos en el seno del Frente para la Victoria que por estas horas replanteará su futuro como bloque de unidad o, en su defecto, como sucedió en la provincia de Buenos Aires, se romperá en dos o más partes.

Compartir
?